Imprimir
Categoría: Justicia Climática
Visto: 359
powered by social2s
Jóvenes de la demanda frente a la Suprema Corte de EEUU

El lunes 29 de octubre era la fecha esperada para el inicio del proceso Juliana vs US en el que 21 jóvenes demandan al gobierno de los Estados por no respetar su derecho constitucional de vivir en un medio ambiente sano y equilibrado. El viernes 19 de octubre, la Suprema Corte detuvo el proceso.

En efecto, el magistrado John Roberts suspendió el proceso previsto a iniciarse en un juzgado federal en Oregon mientras se revisa una nueva moción extraordinaria (writ of mandamus) presentada por el ejecutivo federal. Es una moción que se presenta cuando no se ha permitido una apelación interlocutoria y lo que busca es que el juez corrija esa decisión. Se trata de una figura que casi nunca es otorgada porque anula una decisión de un tribunal inferior sin haber llegado a un veredicto.

La administración Trump ha intentado por lo menos tres de estas mociones extraordinarias ante la Corte de Apelaciones del 9º Circuito y la Suprema Corte. Así, la orden de suspensión del proceso no implica que se conceda la moción extraordinaria, pero es probable que retrase, una vez más, el inicio del proceso.

En una moción que la Corte de Apelaciones del 9º Circuito rechazó, el Departamento de Justicia, representado por el abogado Eric Grant, declaró que la demanda no tiene méritos y que permitir que continúe el proceso podría llevar a una crisis constitucional.

Como parte de sus argumentos, el abogado Grant expuso que “conforme con los demandantes virtualmente todo ciudadano de los Estados Unidos tiene derecho de demandar virtualmente a cualquier agencia”, añadiendo que esto distraería al poder ejecutivo de sus funciones.

“Confiamos en que una vez que el magistrado presidente Roberts y el pleno de la Corte reciban la respuesta de los jóvenes demandantes respecto de la errónea caracterización de su caso, el juicio pueda proceder”, declaró a los medios la abogada Julia Olson, quien es una de las abogadas de los 21 jóvenes, sobre la decisión del magistrado Roberts.

La demanda fue presentada en 2015 por jóvenes del estado de Oregon y en ella exponen que tanto el gobierno como la industria petrolera conocían y conocen los riesgos de las actividades industriales en cuanto al cambio climático y que, sin embargo, no han tomado cartas en el asunto, violando con ello el derecho constitucional que tienen a vivir en un medio ambiente sano y equilibrado. Desde entonces la administración Obama, primero, y luego Trump, han tratado de evitar que el caso llegue a juicio.

Cabe señalar que la industria petrolera quedó fuera de la demanda por una decisión judicial.

La respuesta de los jóvenes demandantes a esta moción extraordinaria fue presentada este miércoles y solo nos queda esperar una decisión, ojalá favorable a la demanda. Quizá sea una de las primeras decisiones que reflejen si el máximo tribunal de los Estados Unidos sigue siendo imparcial e independiente o si el ejecutivo ha logrado controlarla también.

Más información climateliabilitynews.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s