Volante de un Audi

El viernes de la semana pasada, un comité parlamentario del Reino Unido señaló al gobierno que sus planes para prohibir la venta de automóviles de diésel y gasolina para el año 2040, como parte de un programa para combatir la contaminación del aire, son “vagos y poco ambiciosos”.

El comité parlamentario urge al gobierno a tomar acciones serias para prohibir la venta de vehículos que usen diésel y gasolina para 2032. Pero no es la única presión que el gobierno británico está recibiendo para implementar políticas para reducir la contaminación ambiental. En febrero de este año el Tribunal Superior de Londres concluyó que las medidas tomadas en 45 localidades para la reducción de contaminantes son insuficientes.

Antes de eso, la Suprema Corte de Justicia ordenó al gobierno a hacer planes para reducir la contaminación ambiental, cuyos límites han estado durante años por encima de los permitidos por la Unión Europea, lo que provoca la muerte prematura de miles de personas al año. Estos planes fueron recurridos en una demanda por considerarse también insuficientes.

La contaminación del aire es tal que se ha calificado como “el mayor riesgo ambiental a la salud pública en el Reino Unido”, ya que se cree que está vinculado con unas 40,000 muertes prematuras al año. Así, aunque la contaminación del aire se ha ido reduciendo, en muchas ciudades el óxido de nitrógeno, que forma parte de los gases expulsados por los vehículos, regularmente sobrepasa los niveles máximos seguros.

Es probable que entonces no sea hasta 2040 sino antes, en 2032, cuando el gobierno prohíba la venta de automóviles que usen diésel o gasolina, quedando permitidos los híbridos. Esto supondrá mayores ajustes que pasan por el establecimiento de más lugares para recarga de energía de vehículos eléctricos, el mejoramiento del transporte público y el ajuste a la red de energía para abastecer la mayor demanda que habrá.

Paralelamente, el gobierno planea retirar los vehículos más contaminantes, que según proyecciones serían unos 15,000. A los propietarios se les daría unas 8,000 libras esterlinas para cambiar a vehículos totalmente eléctricos, lo que significa un presupuesto de 110 millones de libras esterlinas para cubrir este rubro.

Ambientalistas plantean que es mejor solución crear zonas de aire limpio, CAZs, por sus siglas en inglés, como lo han hecho algunas ciudades alemanas. Se trata de zonas donde no pueden circular vehículos que contaminan o donde los consejos pueden cobrar un cargo extra por dejarlos circular. Aunque es una medida que reduce en 18 por ciento más el nivel de óxido de nitrógeno que el deshacerse de los 15,000 vehículos, que acabaría con el 0.02% de las emisiones, el gobierno considera que se trata de una medida muy contundente que podría ocasionar todo tipo de problemas en las zonas.

Europa ya ha emprendido acciones para tratar de reducir la contaminación ambiental, lo que está vinculado con el cambio climático. Así, Francia, Dinamarca y Países Bajos se ha fijado el plazo para dejar de vender automóviles de gasolina y Diesel para el 2040; Suecia se ha fijado el ambicioso objetivo de llevar a cero la emisión de gases efecto invernadero para el año 2045. Judicialmente se ha obligado a Países Bajos a reducir por los menos el 25 por ciento de las emisiones de gases efecto invernadero para el 2020 comparado con las emisiones de 1990, una decisión confirmada en apelaciones a principios de este mes.

En México creemos que con la verificación y el programa Hoy no circula hemos resuelto el asunto de la contaminación del aire. Pero cuando los científicos han empezado a vincular enfermedades cardíacas, pulmonares e incluso la demencia con la contaminación ambiental es momento de abrir los ojos y emprender acciones más serias. Pero ni el gobierno se lo ha planteado ni nosotros lo hemos exigido.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net