Vista aérea de Hambach, mina y lo que queda del bosque

En la ciudad de Münster, Alemania, la corte administrativa de apelaciones ordenó el pasado viernes la suspensión de la tala de árboles en bosque Hambach por parte de la empresa de energía RWE mientras se resuelve la demanda presentada por la organización ambientalista BUND.

El bosque de Hambach, localizado en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia y cercano a las fronteras con Bélgica y Francia, pertenece a la empresa RWE Ag, Rheinisch-Westfälisches Elektrizitätswerk AG, la segunda empresa generadora de energía más grande de Alemania y que abastece de energía eléctrica a 20 millones de consumidores en todo Europa. Por sus planes para derribar todos los árboles del bosque y ampliar la mina a cielo abieto, se creó en 2012 un movimiento de protección. Además de manifestaciones y demandas, activistas construyeron casas en los árboles de Hambach donde vivieron hasta que la policía empezó a retirarlos hace un mes.

En su demanda BUND sostiene, entre otros argumentos, que la destrucción del bosque es violatoria de la directiva Europa que protege los hábitats de especies animales y vegetales amenazadas, porque el bosque es hogar del murciélago ratonero forestal, conocidos también como Bechstein.

Al dictar la suspensión, la corte de Münster señaló que RWE no ha demostrado adecuadamente que talar completamente los árboles sea un acto esencial para el suministro de energía en Alemania, como la empresa lo sostiene. Para RWE es “técnicamente imposible” mantener los árboles en pie. “Necesitamos el terreno debajo de lo que queda del bosque para mantener estables los terraplenes”, declaró la semana pasada el CEO de RWE, Rolf Martin Schmitz.

La corte administrativa declaró que no espera entregar en futuras semanas un veredicto. Lo anterior porque la acción legal de BUND consta de muchos anexos. Además, dijo una vocera del tribunal, la duración del proceso dependerá de las dos partes involucradas y de la evidencia que entreguen.

Aceptando que sus planes han quedado retrasados, RWE dijo que probablemente no tengan un veredicto sino hasta el año 2020, pero advirtió a los inversionistas que esto puede costar más de 100 millones de euros en ganancias financieras en 2019. Así, las acciones de RWE cerraron el viernes a la baja.

Ese mismo día, en un tribunal de primera instancia, este en la ciudad de Aachen, se falló por la realización este domingo de manifestaciones en el bosque, a los que la policía se había opuesto. El tribunal no encontró peso en los argumentos de la policía sobre la seguridad de los manifestantes, señalando que las reglas sobre la llegada y salida de los manifestantes podía ser acordada con los organizadores de la manifestación, la organización Naturfreunde Deutschland, Amigos de la Naturaleza Alemania.

Gracias a la demanda de BUND la completa destrucción del bosque de Hambach ha quedado en suspenso por el momento, lo que da tiempo también para que la comisión gubernamental creada para analizar la mejor forma de alejarse de la generación de energía por carbón entregue a finales de este año su reporte con alternativas sobre el abastecimiento de energías más limpias en Alemania.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de dw.com