Una coalición de más de 20 organizaciones dedicadas a proteger la salud e integridad de los adolescentes, envió esta semana una carta a la Comisión Federal de Comercio, FTC, de los Estados Unidos pidiendo su intervención respecto de las nuevas políticas que plantea hacer Facebook.

 

Ha trascendido que Facebook cambiará otra vez la redacción de sus políticas, pero esta vez para incluir que los padres y tutores de los adolescentes automáticamente otorgan su consentimiento para que el nombre, imagen e información personal de los adolescentes pueda ser usada en campañas publicitarias.

 

Actualmente este uso es aceptado por cada adulto que posee un perfil de Facebook. La redacción de este permiso cambió a consecuencia de una acción colectiva que se interpuso contra la empresa, pero solo se hizo más claro el permiso otorgado a Facebook pero no se eliminó este uso que la empresa puede hacer de los datos personales.

 

De acuerdo con la carta que esta semana fue enviada a la FTC, independientemente de que se pone en riesgo la integridad de los adolescentes al hacer uso de sus datos por motivos de publicidad, el cambio sería violatorio del acuerdo al que Facebook llegó con la FTC en 2011 cuando se argumentó que la empresa violaba el derecho de privacidad de datos al cambiar automáticamente las políticas de uso para hacer pública un mayor porcentaje de información.

 

Cabe señalar que estos acuerdos que tienden a proteger a los consumidores solo son válidos en los Estados Unidos. En México la empresa tendría que cumplir con los derechos ARCO previstos en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares. Sin embargo no queda muy claro como el IFAI está obligando a Facebook a respetar estos derechos de los habitantes de México, adolescentes incluidos.

 

Un claro ejemplo de cómo Facebook utiliza los datos de sus usuarios para campañas publicitarias es el que esta semana llevó a la empresa a ofrecer disculpas a la familia de una joven de 18 años que se suicidó después de haber sido acosada en la red, y cuya imagen fue utilizada por un servicio de citas en Canadá.

 

Facebook, sin responsabilidad legal en este caso, se limitó a ofrecer disculpas a la familia de la joven, Rehtaeh Parsons, por los daños ocasionados y avisó que la empresa que hizo uso de la imagen de la joven, una página web de citas, fue eliminada de la red social por el uso indebido de la imagen de la joven, sin embargo, de acuerdo con las políticas de la empresa, queda en duda que tan indebido, desde un punto de vista legal, fue este uso.

 

El caso de Rehtaeh Parson conmovió tanto a la opinión pública de la provincia canadiense de Nueva Escocia que se esta por iniciar vigencia una ley que tipifica como delito el acoso que se hace en la red, particularmente cuando este acoso se hace usando imágenes sexuales de la persona, una tendencia que empiezan a seguir varios países.

 

 

Más información LA Times

 

www.miabogadoenlinea.net