Desde que se inició el año pasado en Francia la discusión de la vigente Ley para Promover la Difusión y Protección de la Creación en Internet o Ley HADOPI, porque crea la Alta Autoridad para la Difusión de Obras y la Protección de Derechos sobre Internet, (HADOPI) por sus siglas en francés, fue objeto de gran controversia, ya que sanciona con el corte de la conexión, al usuario que desatienda tres avisos para que se abstenga de descargar copias de canciones o películas protegidas por derechos de autor.

 

Esta ley incluye otras sanciones que resultan también interesantes por sus alcances. Una de ellas es la denominada “negligencia caracterizada”.

 

Con esta figura el titular de la conexión será responsable de negligencia al permitir que terceros realicen descargas ilegales, por no contar con las herramientas necesarias para controlar el acceso y uso de su conexión de Internet.

 

Una vez que se detecte esta irregularidad la HADOPI emitirá un primer aviso por correo electrónico; de continuar la conducta, emitirá un segundo aviso mediante correo certificado y finalmente un tercer y último aviso, con el que se dará vista a la autoridad judicial para que sancione al usuario.

La pena aplicable es una multa de 1.500 euros y hasta un mes sin Internet. Esta pena se aplicará tanto si el titular de la conexión es una persona particular como una empresa.

 

Con estas medidas las autoridades francesas buscan que los ciudadanos protejan sus redes, pero también sancionar a los usuarios que realizan descargas ilegales y que buscan eximirse de responsabilidad con el argumento de que aunque la descarga se hizo de su equipo ellos no efectuaron la misma en forma directa.

 

En nuestro país, la Cámara de Diputados esta ya analizando una iniciativa en contra de las descargas ilegales, y esta es una de las tendencias que puede seguir.

 

 Mas información: El País

 

www.miabogadoenlinea.net