El Diputado Norberto Ascencio Solís Cruz, representante del Partido Verde Ecologista de México en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentó una “Iniciativa de Decreto que Reforma, Adiciona y Deroga, diversos artículos de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el Distrito Federal” lo anterior con el fin de evitar el uso de animales en espectáculos públicos, especialmente en espectáculos circenses.

Asi, entre otras modificaciones, se propone adicionar una fracción XI Bis al artículo 12 para prohibir que durante la celebración de los espectáculos, se utilicen animales vivos; silvestres, marinos o domésticos.

Esta es la segunda vez que se presenta una iniciativa de este tipo.La primera se presentó a finales de la legislatura pasada. En esa ocasión, los empresarios circenses representados por la Asociación de Circos con Espectáculos de Animales y Exóticos A.C., la Asociación Mexicana de Empresarios de Circo y la Unión de Empresarios y Artistas de Circo Mexicano A.C. manifestaron su preocupación por esa iniciativa, ya que en ningún momento se les consultó o consideró la forma en que llos verán afectadas sus actividades

Ahora, el Circo Atayde se manifestó en contra de esta nueva iniciativa y señaló como un error el generalizar que en los circos se maltrata a los animales, además de que asegurar que no existe evidencia científica de que los animales se estresen en una pista de circo.

Como prueba, presentó un documento surgido de un panel de expertos que analizó las consecuencias que sufren los animales de circos en el Reino Unido, el cual concluyó que no hay evidencia suficiente para justificar la prohibición de exhibir a animales en circos.

Al respecto ADI-Animal Defenders International, de Inglaterra, señala que “los animales de los circos itinerantes, principalmente, sufren un aumento permanente del ritmo cardíaco y de los índices de cortisol, una hormona que con su aumento indica elevados niveles de estrés en el animal y cuyo exceso puede ocasionar constricción de los vasos sanguíneos y acumulación grasa en el tejido adiposo, lo que influye negativamente en su fuerza muscular”.

Las evidencias presentadas por ADI-Animal Defenders International y otros investigadores han logrado que se prohíban los circos con animales en Austria, Singapur y Costa Rica, además de que el asunto se analiza en la Unión Europea.

Fuente: El Universal

www.miabogadoenlinea.net