En Chile, un país que como México, vive, come y respira fútbol, la amenaza de la FIFA respecto de vetar la participación de su selección nacional en juegos internacionales, incluido el Mundial del 2010, detuvo el aliento de los chilenos por 72 horas.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) lanzó la advertencia después de que un equipo local introdujera una demanda ante tribunales estatales para evitar su descenso a segunda división. Lo anterior ya que el reglamento de la FIFA no acepta que tribunales externos a la federación intervengan en la resolución de conflictos relativos a conflictos de fútbol.

 

El equipo de los Rangers, que puso en suspenso la participación de su país en el encuentro mundialista, introdujo una demanda después de que la federación chilena le quitara tres puntos y amenazara con ello su permanencia en la primera división. Los puntos fueron restados después de que el equipo utilizara a cinco jugadores extranjeros en un encuentro, cuando la norma solo permite un máximo de cuatro jugadores extranjeros por partido.

Tras la disyuntiva de bajar a segunda división o ser el equipo más odiado por los chilenos, la administración de los Rangers decidió retirar la demanda y con ello asegurar la participación de su país en Sudáfrica el próximo año.

Pfff, Chile ha vuelto a respirar.

 

Fuente BBC Mundo

  

www.miabogadoenlinea.net