La Coalición Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC por sus siglas en inglés) presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República, en contra de la próxima realización de la película basada en la novela Memorias de mis Putas Tristes del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

De acuerdo con la presidenta de esta organización, Teresa Ulloa Ziáurriz, la denuncia no es en contra de alguna persona en particular, sino para evitar la filmación de la película por considerar que por la trama de la misma es una apología de delitos como la trata de menores o la prostitución infantil, es decir una defensa o alabanza de estos delitos

La novela del escritor colombiano gira en torno de la historia de un hombre de 90 años que desea tomar como amante a una niña virgen de 14 años. Debido a esta trama la organización considera que la película podría fomentar en la población la comisión del delito de trata de niñas.

La directora de la organización, cuya sede se localiza en México desde el año 2004 mencionó que el libro no lo denunciaron porque no tiene acceso a las personas más vulnerables de la sociedad a diferencia de una película, que puede llegar a ser transmitida incluso por televisión.

Aclaró que no desea la encarcelación de nadie, mucho menos del escritor, sino que pretenden evitar la filmación que empezará este o el siguiente mes en el estado de Puebla y que se trata de un proyecto que cuenta con un presupuesto de $8 millones de dólares, y que está financiado por México, España y Dinamarca y por firmas como FEMSA y Televisa.

La sanción por la apología del delito es mínima y consiste en jornadas de trabajo en favor de la comunidad sí el delito no se comete, pero en caso de que se concrete, se le aplicará la sanción que corresponda por la participación.

Conforme a la doctrina, la apología del delito debe consistir en la alabanza de un hecho declarado como tal, es decir, un caso concreto y con sentencia.

Y en este sentido el poder judicial ha señalado que la provocación a cometer un delito debe ser directa y expresa, y que sólo puede ser dolosa, o sea, con la voluntad y conciencia de provocar la ejecución de un cierto y determinado delito. Por tanto lo más probable es que la acusación no proceda puesto que no se ha cometido ningún delito.

La organización denunciante tiene como finalidad promover en las mujeres y las niñas una vida libre de violencia y explotación sexual. Esta iniciativa nació en 1994 en Caracas, Venezuela y desde enero del 2003 su sede se estableció en México, aunque se fundó legalmente hasta el año de 2004.

Fuente BBC Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net