Imprimir
Categoría: Bárbara Amaro
Visto: 2052
powered by social2s

 

¿Qué tanto puede influir la vida privada de un juez en sus decisiones? Habrá jueces que contesten que nada y habrá otros que digan que es muy lógico pensar que las vidas personales de cada quien influyen en sus decisiones debido a la formación y educación de cada uno.

 

Pero el tema está adquiriendo nueva relevancia en Estados Unidos después de que el Juez Alex Kozinski, de 9° Circuito de la Corte de Apelaciones de aquel país, cometiera una indiscreción.

 

Este Juez fue nombrado a la edad de 35 como miembro de dicho circuito por el Presidente Reagan en 1985. Por lo que tiene mucha experiencia, así como casos interesantes que han sido de su conocimiento. Por ejemplo, fue él quien falló a favor  de MCA Records cuando Matel los demandó por el uso indebido del nombre de su producto Barbie, con el hit de Aqua llamado Barbie Girl (I’m a Barbie girl, in a Barbie world, life in plastic, it’s fantastic. ¿Te acuerdas?)

 

De hecho, este mismo Juez ya había establecido en una sentencia que la vida personal de un juez nada tiene que ver con sus decisiones tomadas en la Corte.

 

En junio pasado el Juez se encontraba presidiendo un caso criminal en contra de Ira Issacs, un productor de películas para adultos, acusado de Obscenidad por filmar y vender en DVD su película en donde muestra bestialidad, defecación y otro tipo de fetiches. Cabe señalar que Isaacs se defiende diciendo que es un artista de shock y que está ejerciendo su derecho constitucional de expresarse libremente.

 

En ese momento, otro abogado, sin relación con este caso de Obscenidad, pero molesto con el 9° Circuito por un caso previo, descubrió la página web personal del Juez Kozinski, abierta a todo el mundo, en donde además de contener algunos de sus artículos y fotos familiares, contenía fotos, calificadas como lascivas por algunos, de mujeres desnudas pintadas como vacas.

 

Lo de las fotos fue motivo más que suficiente para que se pusiera en tela de juicio su capacidad para resolver en el caso de Isaacs.

 

El Juez Kozinski, profundamente apenado dijo que no sabía que este sitio era de dominio público e inmediatamente lo cambió para que solo sus familiares pudieran acceder a el. Pero no lo dejó hasta ahí, sino que él mismo, en un acto que no sabría calificar si de ética o de purismo extremo declaró el juicio contra Isaacs nulo y solicitó al Consejo Judicial del 9° Circuito que investigara su conducta bajo las normas del Poder Judicial. Así, se está investigando su vida privada sin que haya mediado una queja de nadie más que de él mismo.

 

El hecho de tener en su web fotografías de mujeres desnudas, que la esposa de Kozinski calificó no como sexuales, sino como humorísticas, ¿eran motivo suficiente para declarar un juicio nulo e interponer una “auto queja”? ¿Estamos esperando que los miembros del Poder Judicial, hombres y mujeres, sean transparentes como el cristal y que no estén contaminados ni con imágenes, ni con música, ni con lecturas catalogadas como “indebidas”? ¿Podemos “sacarlos” de la sociedad para mantener su pureza de corazón? Y si fuera así, ¿cómo esperamos que juzguen sobre la vida diaria si la desconocen?

 

¿Son expectativas realistas?  

 

powered by social2s