Escudo Guevea de Humboldt

En cumplimiento de una sentencia dictada hace dos años por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), las mujeres del municipio Guevea de Humboldt, en la región Istmo de Oaxaca, participaron en la Asamblea General Comunitaria para la elección ordinaria de Concejales Municipales por Sistemas Normativos Internos mejor conocidos como usos y costumbres.

Con esta votación se está reponiendo un proceso de elección realizado en 2013, al cual se opusieron un grupo de mujeres de la población por no haber tenido participación en el mismo, por ser esa la costumbre de la comunidad, ya que en la Asamblea sólo pueden votar los hombres.

El juicio para la protección de los derechos político electorales estuvo rodeado de irregularidades, destacando dos pruebas documentales que aparentemente fueron alteradas. La primera, la convocatoria que no coincide con otras que obran en el expediente y que aparentemente fue alterada para adicionar a las mujeres en la misma; y la otra, un acta en la que aparece la firma de 50 mujeres que supuestamente votaron en la Asamblea, pero que sumadas a los votos que emitieron los hombres, no coincide con el número total de votos que se reportaron a las autoridades electorales.

De acuerdo con el censo de población y vivienda 2010 efectuado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la población total asciende a 5,285 habitantes. De estos, los habitantes mayores de dieciocho años son 3,071 ciudadanos, de los cuales 1,573 son mujeres.

Por usos u costumbres en la Asamblea sólo votan los ciudadanos varones y los cargos de Concejales al Ayuntamiento únicamente pueden ocuparlos ellos, por lo que las mujeres no forman parte del padrón de electores.

La sentencia establece que la Constitución reconoce en el artículo 2°, apartado A, la libre determinación de los pueblos indígenas, incluyendo la forma de elegir a sus autoridades, pero claramente establece que en esa libre determinación se debe garantizando la participación de las mujeres en condiciones de equidad frente a los varones.

Por otra parte, el Código de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales para el Estado de Oaxaca, establece en el Libro Sexto relativo a la renovación de los Ayuntamientos en Municipios que electoralmente se rigen por Sistemas Normativos Internos, un capítulo en el que se reconoce y tutela el derecho a la libre determinación y autonomía, y estableciendo que las normas, procedimientos y prácticas tradicionales, garantizarán que las mujeres disfruten y ejerzan su derecho a votar y ser votadas, en condiciones de igualdad frente a los hombres.

Así, la sentencia concluye que si bien existe el derecho de los pueblos indígenas para conservar costumbres e instituciones propias, también lo es que se encuentra limitado al respeto que deben observar de los derechos humanos reconocidos por el sistema jurídico nacional e internacional.

En ese sentido, ninguna comunidad indígena puede establecer en su derecho interno prácticas discriminatorias, al ser contrarias al bloque de constitucionalidad, integrado por la Constitución y los tratados internacionales de los que forma parte el Estado Mexicano, por lo que es inconstitucional e convencional el sistema normativo indígena que vulnere algún derecho fundamental.

En esta elección, además de que las mujeres podrán votar, las planillas que competirán tendrán que considerar la equidad y paridad de género, además de que para garantizar la inclusión y la participación en la toma de decisiones, las planillas deberán estar integradas, por lo menos, por un cargo para la mujer, tanto propietaria como suplente.

Más información oaxaca.quadratin.com.mx


miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It