Imprimir

El pasado 6 de abril terminó el juicio relacionado con el incendio de la Guardería ABC, ocurrido el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora, y se espera que dentro de quince días hábiles el Juzgado Primero de Distrito dicte la sentencia correspondiente.

El representante legal de 30 familias, Lorenzo Ramos Félix, considera  que la sentencia muy probablemente será en sentido condenatorio pero por delitos culposos, con una penalidad muy baja.

Sin embargo, el abogado representante de las familias solicitó que al dictarse sentencia contra los acusados, se les impongan las penas de prisión agravadas desde la perspectiva del dolo eventual, además de que se les condene a la reparación del pago material, moral e inmaterial que le deben a madres y padres de las y los niños víctimas.

Lorenzo Ramos argumentó el descuido, desdén y falta total de interés para prevenir la tragedia, lo que es atribuible a los propietarios de la Guardería ABC, al gobierno de Sonora, al IMSS, al ayuntamiento de Hermosillo, y a empleados y servidores públicos.

Meses antes del siniestro, diversas instancias ya habían advertido a los dueños de la ABC que no existía una ruta de escape segura, para la evacuación inmediata de las y los menores de edad ante cualquier eventualidad, además de que no funcionaba la salida de emergencia. Tampoco había un sistema contra incendios. El día de la catástrofe no existía un solo extintor funcional.

Se agregó la cercanía de la guardería con la bodega donde inició el fuego, pues compartían una pared común, lo cual se había advertido a los dueños sin que hicieran algo al respecto.

Del mismo modo, el sobrecupo en la estancia infantil fue un factor adicional de riesgo que los responsables de cuidar y proteger a las y los niños nada hicieron por remediar.

Ramos Félix, explicó que esto es lo que caracteriza al dolo eventual, en el que el inculpado conoce el peligro que ha creado pero continúa cometiendo las omisiones u acciones confíando en que lo evitará a través de sus habilidades personales o pericia.

La importancia de que el juez de distrito considere que en este caso existió dolo eventual, es porque este es un delito grave y que amerita una pena mayor.

Más información en elheraldodesaltillo.mx


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net