El Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia) presentará mañana al Senado de la República una iniciativa ciudadana de reforma al artículo 4 de la Constitución para establecer que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

ConFamilia afirma que la propuesta se basa en el párrafo tercero del Artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que la “familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección del Estado”.

En ese orden de ideas se propone que en el artículo cuarto se considere a la familia como “el elemento natural y fundamental de la sociedad”, que debe ser protegido y apoyado por la sociedad y el estado para que “su entorno le garantice a todos sus miembros las condiciones necesarias para alcanzar un óptimo desarrollo”.

En cuanto al matrimonio proponen se reconozca el derecho del hombre y la mujer a contraer matrimonio y “a fundar una familia”, y establece que el matrimonio debe celebrarse con el libre y pleno consentimiento de los contrayentes.

Hasta aquí la iniciativa coincide con el texto del artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé que el “los hombres y las mujeres… tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia... Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.  La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.

Sin embargo, la iniciativa propone considerar al matrimonio como una “institución de interés público y el fundamento natural de la familia”, por lo que debe ser protegido por el Estado, destacando que se trata “de un compromiso público que toman libremente un varón y una mujer, para amarse, fundar una familia y educar a sus hijos hasta que alcancen la mayoría de edad”.

La iniciativa también busca impedir la adopción por parte de personas solteras y parejas del mismo sexo al prever que “en el caso de orfandad de padre y madre de un menor o si fuese  privado de manera definitiva de su familia de origen, se deberá asegurar su cuidado y protección por un padre y una madre adoptivos. El Estado no puede por ninguna causa privar deliberadamente a un niño de este derecho”.

Cabe destacar que cuando se discutió el tercer párrafo de artículo 16 de la Declaración, se rechazó establecer que “la familia fundada en el matrimonio es el elemento natural y fundamental de la sociedad”, porque se rehusaba la protección a las familias no fundadas en el matrimonio. Además la Declaración no contiene un concepto de familia o de matrimonio, ya que en algunas naciones existe la poligamia, en donde una persona está casada con varios individuos al mismo tiempo y tampoco establece un fin específico del matrimonio.

El origen etimológico de la palabra familia puede sorprendernos: proviene del latín derivada de "famulus" que significa sirviente o esclavo, y en un principio hacía refrencia al conjunto de los esclavos y criados de una persona, para después referirse a todos los que habitaban en una casa, fueran libres o esclavos.

Por lo que se refiere al matrimonio, en latín, matrimonium hacía referencia al conjunto de derechos que adquiría la mujer al estar casada. La unión legítima y jurídica de una pareja se llamaba en latín connubium.

Sin duda la iniciativa se prestará a controversia.


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It