Primero por razones de seguridad, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ordenó a la aerolínea AVIACSA la suspensión de sus operaciones. Pero una vez solucionados esos problemas, AVIACSA no pudo volver a volar por las deudas contraídas principalmente con el Servicio de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENAM) por $292 millones, de pesos, con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) por $80 millones de pesos y con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por $11 millones de pesos.

 

La Ley de Concursos Mercantiles prevé que cuando un comerciante incumple generalizadamente sus obligaciones, puede declararse el concurso mercantil, y fue precisamente lo que sucedió con AVIACSA el pasado 11 de agosto en que un juez de distrito declaró el concurso mercantil proporcionando con ello tiempo para que la aerolínea haga frente a sus obligaciones y pueda seguir en operación. El representante de la línea aérea declaró que recibirán inversión por $150 millones de pesos.

 

La Ley de Concursos Mercantiles tiene la finalidad de conservar a las empresas y evitar que el incumplimiento de sus obligaciones ponga en riesgo a la empresa misma y a sus acreedores y por ello regula el procedimiento de conciliación en los concursos mercantiles previo a la quiebra de la empresa.

 

De esta manera una vez que se declara el concurso mercantil por el juez, el Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (IFECOM) nombra un visitador para que practique la visita en que determine si hay causales para declarar el concurso mercantil y sugerirle al juez el establecimiento de medidas precautorias si así procede.

 

Una vez que el juez dicta sentencia en que declara el concurso, ésta se publica en el Diario Oficial de la Federación e inicia el procedimiento de conciliación que durará un plazo de 185 días naturales.

 

La conciliación busca un convenio entre el comerciante o empresa y sus acreedores y durante este tiempo no se puede embargar bienes ni derechos del comerciante.

 

Cuando las partes llegan a un convenio lo presentan nuevamente ante el juez quien de aprobarlo dicta una resolución y termina de esta manera el concurso mercantil.

 

AVIACSA inicia así el procedimiento de conciliación con los acreedores que se declaren como reconocidos. Y de aprobarse la inversión de los $150 millones de pesos, podría llegarse muy pronto al convenio de pago podría, además de que podría estar reiniciando operaciones lo que supondría el seguir allegándose de ingresos para solventar sus deudas que según la SCT ascienden a unos $600 millones de pesos.

 

Cifras La Jornada

miabogadoenlinea.net