El día de hoy se sometió al pleno el proyecto de sentencia elaborado por el Ministro Cossío Díaz en el que se proponía que los militares que cometan delitos contra la población sean juzgados por tribunales civiles y no por el Ejército, y se declararía inconstitucional el artículo 57 del Código de Justicia Militar, que en su fracción segunda considera como delitos contra la disciplina militar los delitos del orden común o federal cometidos por militares en los momentos de estar en servicio o con motivos de actos del mismo, que desde el punto de vista del Ministro, es una norma que se excede a lo previsto en la Constitución.

 

Pero el asunto dio un giro que nadie había tomado en cuenta. Como primer punto el ministro Cossío proponía al Pleno de la Corte resolver si se desechaba o no el amparo o si entraba al estudio de fondo del caso.

 

Y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en una votación de 6 votos a favor por 5 en contra, decidió desechar la demanda porque ni la Constitución ni la Ley de Amparo reconocen a la víctima de un delito el derecho de cuestionar por esta vía el auto por el que un juez militar acepta competencia sobre un proceso penal. Además de que ni la víctima ni el ofendido son parte en el proceso penal, salvo en los casos previstos en el artículo 20 de la Constitución.

 

Con esto, se ratificó el contenido de la sentencia de primera instancia en la que el juez federal desechó la demanda de amparo por las mismas razones.

 

Fuente SCJN 
www.miabogadoenlinea.net