Desde hace dos semanas existe en change.org una petición para que se legisle a fin de reducir la de jornada laboral de médicos residentes e internos, ya que se afirma que trabajan hasta 3 guardias por semana de 36 horas cada una.

El promotor de la petición destaca que este problema afecta tanto a médicos como pacientes ya que las jornadas extenuantes “pueden generar en los médicos el llamado síndrome de “burn-out” (cansancio extremo), que compromete las habilidades cerebrales y, por lo tanto la calidad de la atención que brindamos a nuestros pacientes”.

Aunque en la Ley Federal del Trabajo se dedica un capítulo especial a los médicos residentes en período de adiestramiento en una especialidad, en el mismo no se hace referencia a la duración de su  jornada de trabajo.

La única referencia se encuentra en el artículo 353 E de la Ley Federal del Trabajo que establece que en “el tiempo que el médico residente debe permanecer en la unidad médica receptora de residentes, conforme a las disposiciones docentes respectivas, quedan incluidos, la jornada laboral junto al adiestramiento en la especialidad, tanto en relación con pacientes como en las demás formas de estudio o práctica, y los períodos para disfrutar de reposo e ingerir alimentos”.

Por otra parte, conforme al artículo 181, los trabajos especiales se rigen por las normas de cada capítulo y las generales de la Ley “en cuanto no las contraríen”, así que la duración de su jornada no está plenamente definida.

Pero el problema de las jornadas de trabajo de los médicos residentes se presenta en todas partes del mundo, con esas jornadas de hasta 36 horas de trabajo.

Según un estudio publicado en la revista Medicina Interna de México, llamado Jornadas laborales y sus repercusiones en médicos residentes en un hospital de segundo nivel, en 2011 en Estados Unidos se estableció que los horarios de los médicos residentes no excedieran más de 16 horas de trabajo continuo y se sugirió fuertemente la implementación de una “siesta estratégica".

En este mismo estudio se cuestionan por qué en otras profesiones se vigila que las personas estén descansadas, como pilotos o conductores de trenes, para evitar las consecuencias de la privación de sueño y en la medicina no se toman las mismas medidas.

Según estudios, la privación de sueño por más de 24 horas genera en el cuerpo los mismos efectos que si el cuerpo presentara un índice de alcohol del 0.1%, cuando el límite legal es de 0.04%

Al menos en Aguascalientes ya se ha implementado una reducción de horas en jornada médica para residentes, pero a nivel federal se han presentado al menos dos iniciativas para abordar este tema pero han sido rechazadas.

Tal vez la tercera sea la vencida.

Aquí el enlace a la petición en change.org presentada por Julio César Riestra Rodríguez.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net