Ante el emplazamiento a huelga del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ) para el próximo domingo 30 de agosto, los estudiantes han decidido promover un amparo a fin de que se establezcan las medidas mínimas para que se pueda continuar con las actividades lectivas.

La Federación de Estudiantes Universitarios de Querétaro (FEUQ) presentó la demanda correspondiente con base en la experiencia que se ha tenido en  Michoacán y en Morelos, casos en los que se concedió el amparo a favor de los estudiantes.

El objetivo primordial es que la operación de las facultades y las clases no se detengan, que no se vulnere el derecho a la educación y que no se pierdan recursos, proyectos o investigaciones por el cierre de las instalaciones debido a la huelga.

Asimismo, como la UAQ cuenta con planteles de bachillerato, también debe tenerse en consideración el interés superior del niño o menor, por lo que se debe lograr un equilibrio entre los derechos de los estudiantes y el sindicato.

En los precedentes de Michoacán y Morelos se establece que la universidad deberá permanecer abierta para que se sigan impartiendo clases o, en su defecto, precisar una sede alterna en la que estas actividades puedan realizarse de forma regular.

Asimismo se obliga a las autoridades judiciales laborales, universitarias y representantes de trabajadores académicos o administrativos a establecer guardias que garanticen el derecho de los estudiantes a recibir clases e, incluso, contratar personal emergente.

Estas decisiones establecen que no se prejuzga sobre el derecho de huelga de los trabajadores ni desconoce su derecho a suspender sus labores, sino que se pretende que estos se ejerzan sin afectar el derecho humano a la educación de los estudiantes.

Existen otros precedentes relacionados como el tema como el amparo concedido a padres de familia en Baja California se garantice la presencia de un maestro frente a cada grupo mediante medidas que van desde los exhortos a los maestros que estén en paro, hasta sustituirlos cuando se resistan a regresar a clases.

En consecuencia se concluye, coincidiendo con criterios internacionles, que aunque respetable y legítimo, el derecho de huelga no tiene igual jerarquía que el derecho a la educación de la niñez, debiendo prevalecer este último.

Ante este panorama es muy probable que los estudiantes obtengan una resolución favorable.

Más información en plazadearmas.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net