Desde hace más de un año habitantes de la colonia México en Mérida, Yucatán, se oponen a la construcción de una gasolinera en esta zona, y lentamente han ido obteniendo sentencias a su favor, lo que no ha evitado que este negocio continúe operando.

En 2013 los constructores de la gasolinera obtuvieron del Tribunal de Justicia Electoral y Administrativo del Poder Judicial del Estado de Yucatán una sentencia en la que obliga al municipio a entregar la Licencia del Uso del Suelo para el Trámite de la Licencia para Construcción para establecer los usos de Locales Comerciales y Estación de Servicio para la Venta de Combustible (Gasolinera) al considerar que “no existe impedimento legal alguno para que en el predio materia del presente juicio se establezca, opere y funcione una estación de servicio para la venta de combustible (gasolinera)”.

Los vecinos promovieron un juicio de amparo en contra de esta resolución y un juzgado de distrito ordenó que se cancelaran las licencias de uso de suelo, licencias de construcción, de finiquito de obra y de funcionamiento, debiendo reponer el tribunal estatal  todo el procedimiento, respetando el derecho de audiencia de los vecinos al ser los terceros perjudicados.

La empresa propietaria de la gasolinera solicitó la revisión del amparo  ante un Tribunal Colegiado de Circuito del Poder Judicial de la Federación. Este Tribunal confirmó el amparo que obtuvieron los vecinos a fin de que se realice un nuevo procedimiento, e invalidó las licencias que permiten el funcionamiento de esa estación de servicio.

Otros vecinos por separado también han promovido amparos ya que el Plan de Desarrollo Urbano de la ciudad de Mérida claramente establece que los vecinos colindantes deben ser llamados a juicio en este tipo de casos.

Conforme a la sentencia, desde finales de junio la gasolinera, perteneciente a Grupo Megasur, debería haber suspendido toda venta de combustibles y lubricantes porque legalmente ya no tiene permiso ni licencia alguna que le permita trabajar. Sin embargo, sigue operando.

Ahora los vecinos deberán forzar a las autoridades municipales para que se respete la resolución judicial mientras se emite otra sentencia, que se espera sea favorable para los vecinos ya que la construcción de la gasolinera viola los límites que establece la legislación local para este tipo de obra.

Poco a poco en nuestro país va siendo más común que los ciudadanos se organicen para defender por la vía judicial sus derechos.

Más información en yucatan.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net