Por primera vez un juez civil en Nuevo León sentenció a un elemento de las fuerzas armadas por cometer delitos en los que las víctimas fueron civiles.

En el caso específico el Juez Primero de Distrito en Materia Penal en el Estado de Nuevo León, sentenció a 18 años de prisión al militar por el homicidio simple intencional de una pareja y alterar la escena del crimen.

Hace diez años en un enfrentamiento entre militares y delincuentesen el municipío de Anahuac, una pareja se encontró atrapada en el fuego cruzado, resultando herido el hombre. Cuando la mujer bajo a pedir ayuda el militar disparó en su contra dando muerte a ambos.

Con el fin de ocultar el incidente, el soldado “sembró” armas en el vehículo para aparentar que ellos también habían participado.

Diversas organizaciones apelarán la decisión a fin de que el militar sea sentenciado por homicidio calificado y se aumente la pena impuesta.

La sentencia sienta un precedente en nuestro país y responde a los criterios d ela Suprema Corte de Justicia de la Nación que se ha pronunciado porque los delitos cometidos por militares en contra de civiles sean resueltos por juzgados civiles en términos del artículo 13 constitucional.

“Siempre que miembros de las fuerzas armadas cometan un delito en perjuicio de un civil, será la jurisdicción ordinario civil la encargada, y nunca la jurisdicción militar trátese del delito que se trate, aun cuando estemos en presencia de delitos propiamente militares” ha señalado la Corte.

Más información en milenio.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It