Un robo efectuado a través de la banca electrónica de Santander pone a la institución financiera en el riesgo de ser embargada, si en los próximos días no salda el monto de 303 mil 406 pesos que se sustrajeron de una cuenta por las deficiencias en los sistemas de seguridad.

Todo empezó el 21 de junio de 2013 cuando representantes de la empresa Cabin Donuts de México, S.A. de C.V. se vieron impedidos para efectuar las operaciones que cotidianamente realizan en la página de banca electrónica de Banco Santander (México) S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander México.

Ese día durante la mañana se estuvieron realizando distintas operaciones pero por la tarde el sistema ya no los dejó ingresar, apareciendo una pantalla que indicaba que la banca electrónica estaba suspendida a nivel nacional y para reactivarla se solicitaba que se actualizara el número de cuenta, contraseña y la contraseña dinámica. Posteriormente un supuesto funcionario se comunicó con el usuario para hacer la ratificación de los datos.

Con esta información se sustrajeron de la cuenta de la empresa 303 mil 406 pesos.

Una vez detectado el fraude se presentó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado. En un peritaje del Centro Estatal de Estadística Criminal e Información Delictiva Procesal se concluyó que la página www.santander.com.mx se vulneró “porque esta cuenta con errores en la configuración de los DNS” facilitando el acceso de los delincuentes.

"La entidad bancaria ofrece un servicio, lucra y es su responsabilidad la seguridad del mismo. Teniendo pruebas suficientes respecto de la imperfección de tales servicios, no se puede disponer que la carga de la prueba a los fines de exonerar su responsabilidad recaiga en los clientes bancarios, sino que, por el contrario, dicha carga deberá recaer sobre el banco, en este caso Santander, por ser la parte del contrato más especializada y tener a sus alcances los medios para probar y acreditar la exhibición de la culpa", se detalla en el reporte.

El informe está acompañado de un video que hace una descripción paso a paso sobre cómo lograron cometer el delito al momento en que Cabin Donuts llevó a cabo las transferencias electrónicas en Internet por medio del portal de Santander.

Este informe y un dictamen de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros favorable a la empresa se presentaron al iniciar acciones legales en contra de Santander, y en el proceso legal que se sigue se ordenó el embargo a dicho banco.

Más información en oem.com.mx/elheraldodechihuahua

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net