Próximamente se publicará en el Diario Oficial de la Federación la Tercera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015, que en una interpretación del artículo 2-A, fracción I, último párrafo concluye que habrá que pagar la tasa del 16% del Impuesto al Valor Agregado por los alimentos preparados que se consuman en tiendas como Yepas u Oxxo.

La disposición citada dice que se aplica el IVA a la enajenación de alimentos preparados para su consumo “en el lugar o establecimiento en que se enajenen, inclusive cuando no cuenten con instalaciones para ser consumidos en los mismos, cuando sean para llevar o para entrega a domicilio”.

Así en una interpretación de esta disposición, las autoridades hacendarias adicionan a la miscelánea fiscal la regla 5.1.4 en la que se considera que dentro de esta definición entran “los alimentos que resulten de la combinación de aquellos productos que, por sí solos y por su destino ordinario, pueden ser consumidos sin necesidad de someterse a otro proceso de elaboración adicional, cuando queden a disposición del adquirente los instrumentos o utensilios necesarios para su cocción o calentamiento, o bien, no se tengan los instrumentos o utensilios porque el producto no requiera de calentamiento o cocción, inclusive cuando no cuenten con instalaciones para ser consumidos en los mismos”.

Dentro de los productos por los cuales se debe cobrar IVA están sándwiches o emparedados; tortas o lonches en general incluyendo chapatas, pepitos baguetets paninis o subs; croissants incluyendo cuernitos; pizza; hot dogs y banderillas; hotcakes; alitas; hamburguesas; molletes; bocadillos; sushi; sopas instantáneas y nachos.

Pero esta lista también incluye burritos, gorditas, quesadillas, tacos, flautas, sincronizadas, gringas, guisos “incluyendo la discada”; empanadas o volovanes.

El IVA lo deberán cobrar las “tiendas denominadas ‘de conveniencia’ o de ‘cercanía’, ‘mini supers’, tiendas de autoservicio en general  y en general cualquier establecimiento en los que se enajenen al público en general dichos productos y que se encuentren en los refrigeradores o en el área de comida rápida o “Fast food”.

La medida ya ha sido calificada como “recaudatoria” e “inflacionaria”, además de “inadecuada” al afectar a un gran sector de la población que hace sus comidas en los Oxxo, Yepas, 7-eleven y demás tiendas de este tipo.

Les van a zumbar los oídos.

Más información en elfinanciero.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It