La Suprema Corte de Justicia de la Nación analiza atraer el juicio de amparo promovido por unos padres de familia en contra de la negativa del Registro Civil del Distrito Federal de registrar a sus hijas con el apellido paterno de la madre en primer lugar y el apellido paterno del padre en segundo lugar.

En primera instancia el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal dió la razón a los padrers y ordenó a las autoridades responsables modificar las actas de nacimiento de las menores conforme a lo acordado por sus padres.

Al resolver el amparo, la autoridad jurisdiccional consideró que el artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal viola convenciones y tratados internacionales en materia de derechos humanos anteponiendo al hombre sobre la mujer, al disponer que su apellido irá primero en el nombre de los hijos y el de la esposa después.

La sentencia señala que esta disposición es violatoria de los derechos humanos a la igualdad, a la no discriminación y a gozar de un nombre propio, además de que implica un desconocimiento a la igualdad de género.

El artículo 58 establece en su parte impugnada que “el acta de nacimiento contendrá el día, la hora y el lugar del nacimiento, el sexo del presentado, el nombre o nombre propios y los apellidos paterno y materno que le correspondan”.

Sin embargo, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal interpusieron un recurso de revisión ante el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Distrito Federal, quien se declaró incompetente, por lo que remitió el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El pasado 10 de junio de 2014, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó por unanimidad las reformas a los artículos 58 y 395 del Código Civil del Distrito Federal, para que las parejas decidieran libremente el orden de los apellidos de sus hijos, pero el Jefe de Gobierno vetó esas reformas, por lo que no están vigentes. El gobierno local consideró que las reformas podrían propiciar que se generasen contradicciones entre el acta de nacimiento y los documentos federales.

De ser resuelto este juicio de amparo por la Suprema Corte, se establecería un importante precedente sobre el nombre y el orden en que pueden aparecer los apellidos de una persona.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net