El Director de Asuntos Jurídicos del DIF del Estado de México declaró que este año se han encontrado menos cantidad de recién nacidos abandonados que en años anteriores como el 2008 en donde se abandonaron 100 bebés.

 

Los niños abandonados cuentan con algunas horas de nacidos y son abandonados en sitios inhóspitos, sin papeles que los vinculen con sus padres biológicos y se cuentan más niñas abandonadas que niños. A ese respecto no explicó si se debe a que el índice de natalidad de niñas es mayor que el de niños o a motivos culturales discriminatorios.

 

Brevemente explica que el proceso legal que sigue al rescate de estos menores es el de registrarlos para que mediante un Acta de Nacimiento se haga constar la existencia de esa persona jurídica, además de asignarle un nombre lo cual es uno de los principales derechos de toda persona. De esta manera se escogen un nombre y apellidos para asentar en el acta.

 

El Código Civil del estado de México establece que la persona que encuentre al menor tiene la obligación de presentarlo ante el ministerio público a fin de que inicie la averiguación respecto de los padres biológicos o algún familiar del menor. El ministerio público remite al bebé al DIF estatal, quien adquiere la tutela y quien podrá a su vez remitir al menor a un DIF municipal o algún albergue o casa de asistencia autorizada ante el DIF estatal para que tengan la guarda y custodia del menor.

 

Si no se localiza a los padres del menor abandonado o expósito, éste podrá ser entregado en adopción simple o plena a una persona o familia que haya cumplido con los requisitos que el mismo Código Civil establece para efectuar la adopción.

 

Se debe aclarar que el abandono de personas es un delito,  por lo que si los padres consideran que están imposibilitados para atender debidamente a su hijo en lugar de abandonarlo y exponer a la muerte al niño, deben acudir ante el DIF o cualquier casa de asistencia reconocida por esta institución para entregar legalmente la tutela del menor y que en su caso pueda ser entregado en adopción, salvando así la vida de su hijo.

 

 

Fuente El Universal

 

www.miabogadoenlinea.net