Al resolver un amparo directo, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró que al momento de establecer una compensación en los casos de divorcio, los jueces deben considerar que durante el matrimonio alguien se hizo cargo del trabajo del hogar y/o del cuidado de los hijos.

Al analizar la constitucionalidad del artículo 267 del Código Civil para el Distrito Federal, que prevé una compensación de hasta el 50% de los bienes adquiridos durante el matrimonio celebrado bajo el régimen de separación de bienes a favor del cónyuge que se haya dedicado al desempeño del trabajo del hogar y, en su caso, al cuidado de los hijos, los ministros concluyeron que es respetuoso del derecho a la igualdad y no discriminación.

La Primera Sala estableció que el juez que conoce de una solicitud de compensación, ya sea que la reclame una mujer o hombre, debe evitar la “invisibilización” del trabajo doméstico. Además, en caso de duda de cómo se distribuyeron las cargas domésticas y de cuidado, el juzgador debe asumir un rol activo en el proceso para aclarar las mismas.

Asimismo debe tomarse en consideración que en la mayoría de las ocasiones las labores domésticas y de cuidado se establecen en un acuerdo privado y, a veces, hasta implícito entre los cónyuges, por lo que en ocasiones puede resultar difícil acreditar la actividad doméstica.

De ahí que, si bien quien afirma haber llevado el trabajo del hogar debe demostrarlo, el juez está obligado a juzgar con perspectiva de género y tomar en consideración las dificultades que pudieran presentarse para presentar esas pruebas.

Se considera que esta decisión constituye un precedente importante para la justa valoración del trabajo doméstico y de cuidado a la luz de los artículos 1° y 4° de la Constitución asegurando la igualdad de derechos y responsabilidades de ambos cónyuges en caso de disolución del matrimonio

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It