Desde hace 20 días, Jorge Vergara Madrigal y Angélica Fuentes Téllez se han enfrascado en un conflicto de negocios que tiene a la aún pareja haciéndose acusaciones mutuas y peleando por el control de las empresas del Grupo Omnilife-Angelíssima-Chivas.

El 1 de abril Fuentes fue destituída como CEO del Grupo y acusada de malos manejos, sin embargo la empresaria chihuahuense convocó a asamblea general ordinaria de accionistas en las distintas empresas del Grupo para revertir su salida.

La orden del día de la convocatoria establece como asuntos la “declaración de nulidad de la remoción y designación de funcionarios de la sociedad realizadas por el accionista Jorge Carlos Vergara Madrigal por carecer de facultades para ello”.

El segundo punto es el “reconocimiento del carácter de directora general de la sociedad a la señora Angélica Fuentes Téllez, en términos de la cláusula trigésimo segunda bis de los estatutos sociales de la sociedad”.

Según pólizas protocolizadas ante corredor público, Fuentes Téllez adquirió el 50 por ciento de las acciones de Chivas SA de CV y Consorcio VAV S.A. de CV, pero además se estableció que ninguno de ellos puede ser destituido sin la voluntad de más del 50 por ciento de los accionistas. Ella, además de secretaria del Consejo de Administración, fue en su momento nombrada como directora general de la Sociedad Mercantil y subsidiarias, cargo que asumió desde el 2007 y nunca ha perdido.

En el caso de Omnilife, Jorge Vergara tiene el 51 por ciento de las acciones y ella el 49 por ciento.

Con excepción de Omnilife, al no tener ninguno la mayoría de las acciones, sus decisiones tienen que ser de mutuo acuerdo, por lo que se vislumbra un proceso legal tortuoso para que esta pareja pueda resolver sus diferencias.

Más información en oem.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net