Después de un proceso judicial que ha durado más de una década, un Tribunal Unitario ha ordenado a la compañía Minera  Penmont S de R.L. de C.V., la devolución del oro y plata que sustrajo ilegalmente de  las tierras del Ejido el Bajío del estado de Sonora, monto calculado en alrededor de 350 millones de dólares.

La compañía ocupó ilegalmente 1,828 hectáreas de tierras ejidales de uso común y estuvo explotándolas durante 16 años, sustrayendo los minerales. Sin embargo la sentencia sólo abarca del año 2010, cuando se presentó la denuncia, al 2014, pero aun así equivalen a más de nueve toneladas de oro y más de cuatro toneladas de plata con un valor superior a los 350 millones de dólares.

Ahora el ejido enfrenta problemas para poder llevara a cabo la ejecución de la sentencia ya que el titular del Tribunal Unitario Agrario (TUA) del Distrito 28, Manuel Loya Valverde, no fue ratificado por el Senado, por lo que al día de hoy el tribunal se encuentra acéfalo.

Al menos por ahora los ejidatarios han recuperado sus terrenos ya que el 28 de agosto del 2013 el Tribunal Agrario restituyó las tierras a los ejidatarios de El Bajío y desalojó a la empresa minera.

Más información en proceso.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net