Logo TRIFE

 

La Sala Regional Distrito Federal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación estableció un precedente que permite a las personas que no tienen hogar poder tramitar su credencial de elector.

En el caso, en un modulo de atención ciudadana del Instituto Nacional Electoral  a un ciudadano se le negó la oportunidad de renovar su credencial de elector al no contar con un comprobante de domicilio, por encontrarse en situación de calle desde 2003.

El ciudadano promovió un juicio para la protección de sus derechos político-electorales, al considerar que se le violaban distintos derechos, entre ellos el derecho a votar.

El Tribunal revisó la constitucionalidad del requisito previsto en la fracción tercera del acuerdo segundo, del Acuerdo 1-257 por el que se aprueban los medios de identificación para obtener la credencial para votar, que establece que para los trámites de inscripción  o de actualización al padrón electoral, con excepción al de reposición, se debe presentar un comprobante de domicilio original.

El órgano jurisdiccional considera que la disposición es constitucional al ser una medida adecuada y acorde con el principio de certeza jurídica, sin embargo, se consideró que existe “una omisión parcial que produce una discriminación normativa” al no prever que los ciudadanos que se encuentren en situación de calle y sin posibilidad de presentar un comprobante de domicilio puedan obtener su credencial para votar.

En la resolución el domicilio se define como un espacio cerrado en el que el individuo pernocta y tiene guardadas sus cosas pertenecientes a su intimidad, ya sea de manera permanente, esporádica o temporal.

Para respetar el derecho de los ciudadanos sin techo, el Tribunal propone que se asigne el domicilio únicamente con efectos neoelectorales, lo que permitirá el derecho al voto y cumplir con la obligación legal de adscripción a una sección electoral.

Así, el Tribunal ordena que se entregue una credencial de elector al quejoso, previo trámite, en el apartado de domicilio se deberá de introducir la leyenda “Para localización geo-electoral”, así como colonia, delegación, código postal y entidad federativa.

En la práctica como aparecerían los datos del domicilio en estos casos, sería semejante a la forma en que aparecen cuando un ciudadano solicita que su domicilio no aparezca en la credencial de elector.

También se ordena a la Comisión de Vigilancia del Registro Federal de Electores del Instituto Nacional Electora modificar el acuerdo o se considere un procedimiento especial para la expedición de credenciales a las personas que se encuentran en situación de calle.

Esta decisión permitirá que miles de personas que viven como fantasmas en nuestra sociedad, sean reconocidos como ciudadanos, dándoles la posibilidad de realizar otros trámites en los que contar con una identificación es un elemento básico.

Mas información en elfinanciero.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net