En el Congreso del estado de Puebla se presentó una iniciativa para aumentar la pena a las personas que pinten graffiti o grafito en los bienes públicos o privados, además de que se propone crear un nuevo delito para sancionar a quien destruya la infraestructura urbana, reformando los artículo al artículo 185, 412 bis y adicionar un artículo 413 ter del Código Penal de la entidad.

La iniciativa propone adicionar al Código Penal del estado el artículo 413 Ter, estableciendo una pena de seis a 12 años de prisión “a quien o a quienes de forma ilícita y dolosa, causare o causaren alteración, daño, destrucción o deterioro al equipamiento o infraestructura urbana, a algún bien destinado o utilizado para la prestación de servicios públicos, o del patrimonio artístico o arquitectónico del Estado”.

En cuanto a pintar graffiti, la refroma al artículo 413 Bis propone para incrementar las penas mínimas aplicables a aquellas personas  que “sin consentimiento de quien deba darlo, causare daño, destrucción o deterioro de bien ajeno por medio de pintar signos, leyendas, dibujos, imágenes o cualquiera otra manifestación gráfica”.

La iniciativa sugiere que en el caso de pintar graffiti en bienes privados se aplique una pena de uno a tres años de prisión y una pena económica de “dos tantos del daño causado”. La legislación vigente establece “de treinta días a tres años de prisión y multa de diez a doscientos cincuenta días de salario”.

En el caso de los bienes de dominio público, la reforma determina una pena corporal de dos a cuatro años. La pena que actualmente se aplica es de “40 días a cuatro años de prisión y multa de 20 a 300 días de salario”.

Además, en estos casos se elimina la posibilidad de que exista la mediación como sucede actualmente, que permite sustituir la acción penal con trabajo a favor de la comunidad.

Asimismo, se propone modificar el artículo 185 del Código Penal del estado para imponer un sanción de tres a seis años de cárcel a las personas que “ejecuten uno o más delitos por pandilla”. La sanción vigente es de uno a tres años de prisión. Este último artículo podría llevar la pena por pintar bienes privados o públicos a nueve o diez años de prisión.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013 (ENVIPE), 7.5 por ciento de los hogares en el país fue víctima de un acto vandálico durante 2012 (pinta de bardas o graffiti en su casa, rayones intencionales en vehículo u otro tipo), esto es dos millones 339 mil 447 hogares con tres millones 758 mil 151 de actos vandálicos.

En al menos 16 estados de la República pintar graffiti es considerado un delito.

Más información en lajornadadeoriente.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net