Logo Suprema Corte

Al resolver un amparo directo la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revocó una sentencia al no haberse  respetado el principio de presunción de inocencia contenido en el artículo 20, apartado B, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En el caso, la autoridad responsable incurrió en inconsistencias relacionadas con la identificación de una persona a la que se acusa de haber cometido un delito, por lo que éste interpuso un juicio de amparo. Sin embargo, el Tribunal Colegiado convalidó esas inconsistencias negando al quejoso la protección de ley.

La Primera Sala consideró que sí existen inconsistencias en la identificación del acusado que evidenciaban que la autoridad responsable y el Tribunal Colegiado no cumplieron con el estándar de prueba derivado del principio de presunción de inocencia.

Los ministros consideraron que no se confirmó la validez de las hipótesis de inocencias alegadas por el quejoso en sus declaraciones, y por los testigos presenciales que no lo reconocieron como una de las personas que llevó a cabo el robo con violencia, delito del que se acusaba. De haberse valorado adecuadamente la identificación hubiera quedado desvirtuada.

Los ministros de la Primera Sala sostuvieron que no podía pasarse por alto el incumplimiento del estándar de valoración de la prueba, ya que de él depende en el caso concreto la defensa y salvaguarda de un principio constitucional fundamental en todo asunto de naturaleza criminal: la presunción de inocencia y las razones subyacentes del mismo. Lo anterior, afirmaron, es el papel del tribunal constitucional, es decir, advertir la probable perturbación del orden constitucional o su regularidad, y actuar en consecuencia.

La presunción de inocencia, “como estándar probatorio o regla de juicio, puede entenderse como una regla que ordena a los jueces la absolución de los inculpados cuando durante el proceso no se hayan aportado pruebas de cargo suficientes para acreditar la existencia del delito y la responsabilidad de la persona” señala la SCJN.

Esto es lo que se conoce en el sistema anglosajón, y que se puede apreciar en series de televisión y películas, como la declaración de culpabilidad más allá de toda duda razonable y que también se conoce como principio de “in dubio pro reo”.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net