De nueva cuenta nuestro país será sometido a juicio por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por delitos de lesa humanidad.

 

El próximo 7 de julio , a partir de las 9:00 horas, se llevará a cabo la audiencia pública para escuchar las declaraciones de las presuntas víctimas, los testigos y peritos propuestos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado de México y los representantes de las presuntas víctimas, así como los alegatos, excepciones y demás argumentos de las partes en el caso de la desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco el  25 de agosto de 1974, quien fue ilegalmente detenido por un retén militar del Ejército en el Atoyac, Guerrero.

 

El caso inició el 15 de marzo de 2008 por una denuncia presentada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en contra de nuestro país solicitando se declare la  violación a la Convención Americana sobre Derechos Humanos y se ordene la reparación del daño.

 

Rosendo Radilla era profesor y escribía corridos. Era amigo personal de Lucio Cabañas líder del grupo armado “Partido de los Pobres”.  Radilla  fue visto por última vez cuando fue detenido por militares en un retén ubicado en la colonia Cuauhtémoc, de Atoyac, y hasta la fecha no se tiene noticia de su paradero ni sobre si está vivo o muerto.

 

En los primeros 15 días de su desaparición, los familiares comenzaron la búsqueda y se entrevistaron con el entonces representante del gobernador Rubén Figueroa Figueroa, Manuel Cabañas, quien les informó que se encontraba en el campo militar número 1 de la Ciudad de México, pero meses mas tarde les informaron que había muerto.

 

Este caso se deriva del período de la historia de México conocido como “Guerra Sucia” o “Guerra de baja intensidad”, en el que se establecieron  medidas de represión militar y política para disolver diversos movimientos de oposición política y armada contra el Estado mexicano. Esta época se da desde 1965 hasta finales de 1979, en la que operaron unos 29 grupos guerrilleros en el país, siendo la Liga Comunista 23 de Septiembre, la organización guerrillera más importante del país, pues era operada desde la ciudad de Guadalajara y tenía militantes en las principales ciudades de México.

 

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos señala que durante la guerra sucia hubo 532 desaparecidos, de los cuales 275 habrían sido ejecutados. Sin embargo, los ex guerrilleros aseguran que son más los desaparecidos y que algunos de los detenidos durante la guerra sucia ni siquiera eran guerrilleros

 

Fuente La Jornada

 

www.miabogadoenlinea.net