La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) ha anunciado que apoyará y asesorará a los contribuyentes, especialmente a los de menores ingresos, para presentar amparos en contra de las disposiciones que limitan las deducciones personales.

Y es que en las próximas declaraciones anuales de impuestos a presentarse en el mes de abril por el ejercicio fiscal 2014, los contribuyentes deberán aplicar lo dispuesto en el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, que establece que sólo se podrá deducir la cantidad que resulte menor entre el 10 por ciento de los ingresos anuales o cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica respectiva, aproximadamente $98,243.00.

El organismo destaca que esta medida afectará a personas de la tercera edad o que no gozan de un salario fijo ni seguridad social y que realizan gastos para atender las contingencias médicas y hospitalarias tanto suyas como de su familia, ya que “de todos esos gastos solo podrán ahora deducir hasta el 10 por ciento de sus ingresos".

La entidad ejemplifica lo anterior con el de dos personas que tuvieran una urgencia médica que les costara a cada una de ellas, 50 mil pesos, pero uno de ellos sólo tiene ingresos anuales por 200 mil pesos y el otro los tiene por un millón. El primero solo podrá deducir 20 mil de los 50 mil gastados. En cambio, el contribuyente que obtuvo un millón de pesos de ingresos, al poder deducir el tope máximo que permite la ley, de 98 mil 243.40, podrá deducir el total de ese gasto por 50 mil, y aún hacer deducciones por 48 mil pesos más.

Por ello es que la PRODECON considera esta disposición regresiva, desproporcionada e inequitativa, ya que en la práctica la disposición perjudica a quien menos ingresos obtiene.

"La PRODECON invita a todas las personas físicas que se encuentren en esta situación a que la contacten lo más pronto posible y antes de que presente la declaración anual, para que pueda asesorarlas y, en su caso, presentar el amparo respectivo".

Las deducciones de las personas físicas, explica la PRODECON, son un mecanismo de aminoración del impuestos que tiene como intención reconocer que los individuos destinan una cierta cantidad de sus recursos a la satisfacción de necesidades básicas, tanto personales como familiares; por ejemplo, los gastos para conservar la salud o el pago de intereses por adquisición de vivienda, ambos derechos fundamentales de la persona humana.

Más información oem.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It