El Senado ha decidido promover una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en contra del acuerdo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que posterga las nuevas reglas de portabilidad numérica.

La portabilidad numérica es el derecho de los usuarios a conservar el mismo número telefónico cuando se cambian  de concesionario o prestador de servicio, es decir, cuando cambian de compañía telefónica, derecho que está previsto en la fracción XLIV del artículo 3 d de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El artículo transitorio trigésimo octavo de ley establece que el cambio de operador debe realizarse en un plazo no mayor a 24 horas contadas a partir de la solicitud realizada por el titular del número respectivo y que solo deben ser necesarias la identificación del titular y la manifestación de voluntad del usuario.

El 12 de noviembre el IFT publicó las reglas administrativas sobre portabilidad, pero afirman que se excedió en sus facultades porque desde el punto de vista del Senado la potabilidad debió entrar en vigor a partir de que el IFT publicó las reglas administrativas sobre portabilidad, es decir el 13 de noviembre.

Sin embargo, en un transitorio de esas reglas el IFT estableció que entrarían en vigor noventa días después, es decir, hasta el 10 de febrero de 2015.

Adicionalmente, el IFT previó en sus reglas que el cambio debrá realizarse en las 24 horas siguientes sólo si el usuario ingresa su solicitud en un día hábil entre las 11:00 y las 17:00 horas. Las solicitudes presentadas en horario posterior se consideran como ingresadas a las 11:00 horas del día hábil siguiente.

También la reglas prevén que el usuario entregue a la nueva compañía un número de identificación personal compuesto por 4 dígitos generado aleatoriamente  y con el cual se acredita la manifestación de voluntad del usuario para portar su número telefónico, llamado NIP.

El Senado considera que estas dos reglas van más allá de lo previsto en la Ley.

Por su parte el IFT considera que las reglas son “técnica y jurídicamente correctas” y que “una decisión del más alto tribunal del país otorgará certidumbre al respecto, lo que contribuirá a la plena vigencia del Estado de Derecho y al desarrollo del sector". Cabe destacar que el artículo 191 de la Ley reconoce como derecho del usuario la portabilidad del número telefónico “dentro del plazo que determine el Instituto”.

La SCJN entrará en receso dentro de una semana para retomar sus actividades en enero, por lo que difícilmente esta controversia será atendida antes de febrero de 2015, así que a los usuarios de telefonía en nada beneficia, aunque en el Senado se argumenta que es en defensa de la legalidad.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It