En decisiones históricas la Suprema Corte de Justicia ha ido eliminando privilegios del poder federal e incluso de partidos políticos y que en derecho estos no tenían.

 

Así, en Aguascalientes echó abajo la Ley de Hacienda del Municipio de San Francisco de los Romo, mediante la cual se pretendía exentar del pago del impuesto predial a los partidos políticos nacionales por adquirir inmuebles para su propio uso.

 

Posteriormente, el 16 de junio, señaló que las oficinas del Servicio de Administración Tributaria no están exentas de pagar los servicios de agua potable y drenaje sanitario ya que conforme a la interpretación del artículo 115, fracción IV, inciso c) de la Constitución Federal, sólo están exentos los bienes inmuebles del dominio público, ya sea de la Federación, Estados o Municipios, del pago del impuesto predial, pero no por lo que hace a la prestación del servicio público de agua potable y drenaje sanitario.

 

 

Finalmente se ha pronunciado porque las entidades paraestatales, como el IMSS, paguen  el impuesto sobre nóminas, ya que por el sólo hecho de pagar un salario a sus trabajadores se encuentra en el supuesto.

 

Pero no se ha detenido ahí sino que estos mismos criterios se los ha aplicado a si misma, señalando que la Suprema Corte de Justicia y el Consejo de la Judicatura Federal también están obligados a cubrir sus contribuciones por agua y alcantarillado y a pagar el impuesto sobre nóminas.

 

Esto viene a fortalecer la legalidad en nuestro país y la equidad jurídica.

Fuente SCJN 

 

www.miabogadoenlinea.net
Pin It