La Procuraduría General de Justicia de Coahuila ha consignado a cinco policías municipales de Piedras Negras por el delito de facilitación delictiva, presuntamente por pasar información a delincuentes sobre la ubicación de las unidades de Marina, de la SEDENA y del Grupo de Armas y Tácticas Especiales, GATEs, a través de un grupo de WhatsApp.

La semana pasada un grupo de 15 policías de este municipio fue concentrado en Ramos Arizpe para practicarles exámenes de control y confianza. En la revisión de los equipos celulares de estos agentes del orden se encontraron los mensajes de texto en un grupo de WhatsApp, reportando a integrantes del crimen organizado sobre operativos de las fuerzas del orden.

En sus declaraciones, los detenidos revelaron que Félix Alberto López Arenas, responsable de coordinar a la Policía Municipal en Piedras Negras, también informaba a presuntos integrantes de la delincuencia, sobre las operaciones de militares, marinos y GATEs.

Las investigaciones se extendieron para el director operativo de la Policía Municipal de Piedras Negras y al subdirector operativo Ernesto Valadez, quienes fueron trasladados al C-3 en Ramos Arizpe, sujetos a investigación y a las pruebas de control y confianza.

En las distintas ciudades y municipios del país es común ver a agentes de tránsito o policías haciendo uso de sus equipos de telefonía móvil  en horas de trabajo, que los pueden llevar en el mejor de los casos a descuidarse en sus labores o como en estos casos hacer uso de ellos para cometer ilícitos.

Pero lo peor es que también se ve a los miembros de las fuerzas armadas que realizan labores de seguridad haciendo uso de sus equipos celulares.

Si en los centros de trabajo se puede llegar a prohibir el uso de estos aparatos porque constituyen un riesgo para la seguridad porque la falta de atención y desconcentración por atender el celular genera accidentes, disminuye la productividad al llegarse  adedicar más tiempo equipo móvil que a las obligaciones laborales, es causa de falta de atención a los clientes e inclusive a los compañeros de trabajo; con mayor razón debe evitarse su uso en los agentes del orden .

En distintos municipios de la República como son León, Guanajuato; Nuevo Laredo, Tamaulipas; o Saltillo, Coahuila; y en estados como Quintana Roo y Nuevo León se ha optado por prohibir a los policías el uso de teléfonos celulares mientras se encuentran de servicio, sin embargo no es una práctica extendida a todos los cuerpos de seguridad locales, estatales y federales o las fuerzas armadas.

Más información en excelsior.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net