La Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género del Congreso del estado de San Luis Potosí aprobó la iniciativa para reformar el Código Familiar y aumentar así la edad para contraer matrimonio que actualmente es de 16 años con permiso de los padres y ahora tendrá qué ser a partir de los 18 años.

Esta propuesta busca erradicar las prácticas en las que se vende o intercambia a las mujeres, extendiendo los padres el consentimiento que actualmente contemplan las disposiciones legales, aunque en realidad se trata de una unión forzada llegando a contraer matrimonio niñas que en realidad no desean asumir ese compromiso, garantizando el interes superior del niño.

Actualmente el Código Familiar dispone que los menores de dieciocho años pero mayores de 16 pueden casarse con la dispensa y autorización legalmente otorgada por quienes ejerzan la patria potestad o la tutela.

Se considera que el matrimonio infantil es una forma generalizada de abuso que facilita la explotación infantil en trabajos forzados, esclavitud, prostitución así como la violencia de género. En algunos casos los padres consienten esos matrimonios por necesidades económicas o usos y costumbres.

Las niñas casadas prematuramente sufren graves consecuencias como embarazos riesgosos, incluida la muerte durante el parto, que ponen en peligro la salud de estas jóvenes madres y de sus bebés.

La UNICEF considera que esta práctica llega a ser un obstáculo para casi todos los objetivos de desarrollo, como acabar con la pobreza y el hambre, lograr una educación primaria universal, promover la igualdad entre los géneros, proteger las vidas de los niños y mejorar la salud.

Más información pulsoslp.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net