Ayer la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, CONDUSEF, publicó en el Diario Oficial de la Federación las "Disposiciones de Carácter General en Materia de Cláusulas Abusivas Contenidas en los Contratos de Adhesión", estableciendo los casos y supuestos en lo que se considera que existen este tipo de cláusulas en los contratos del sistema financiero y la forma en que las mismas deberán de suprimirse.

A principios de este año se publicaron las reformas a la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros que facultan a la CONDUSEF para emitir estas disposiciones y definir cuando se está en presencia de cláusulas abusivas, proponiendo a las instituciones financieras su modificación.

El organismo define como Cláusula Abusiva “cualquier estipulación, término o condición, que se establezca en los contratos de adhesión de las instituciones financieras,… (distinta) a tasas de interés, comisiones o cualquier otro concepto que implique la contraprestación recibida por la Institución Financiera y que cause un desequilibrio en los derechos y obligaciones entre las partes, en detrimento o perjuicio del Usuario”.

Algunos ejemplos de lo que la CONDUSEF define como cláusulas abusivas en general en los contratos de adhesión es que limiten injustificadamente el ejercicio de los derechos del usuario; le impongan la obligación de probar las operaciones, movimientos o pagos efectuados a la propia institución financiera o permitan a la institución financiera dar por terminado un contrato de adhesión sin notificación previa.

También prohíben que la terminación de un contrato esté relacionada con la conclusión de otro, salvo que se trate de incumplimiento de obligaciones crediticias; que se establezca que el usuario deba renunciar al derecho de ser resarcido o reembolsado de cualquier erogación que corresponda a la Institución Financiera o se modifique, restrinja o amplíe lo pactado sin el consentimiento del usuario, salvo que sea en beneficio del mismo.

Estas disposiciones también establecen supuestos de cláusulas abusivas para contratos específicos como los contratos de créditos de nómina en los que no se puede establecer como causal de vencimiento anticipado del crédito la cancelación de la cuenta de depósito en la que se recibe la nómina o la terminación de la relación laboral existente al momento de la firma.

En contratos de Crédito Simple, en Cuenta Corriente o Revolventes, se considera como cláusulas abusivas la autorización irrevocable para cargar las parcialidades del crédito en cualquier cuenta de nómina o de depósito a nombre del usuario contratada con otra institución financiera; que el acreditado debe avisar con antelación a la institución financiera la realización de un pago anticipado total o parcial del crédito o estos se apliquen de forma discrecional por la institución financiera.

En contratos de Depósito a la Vista o Cuentas de Ahorro, una cláusula abusiva es que se establezcan la autorización expresa del usuario para cargar en su cuenta de depósito, el saldo de los créditos sin indicar los plazos y saldos a considerar para efectuar dichos cargos o que éstas sirvan de garantía para el pago de cualquier adeudo con la institución financiera sin necesidad de aviso previo.

En los contratos de Seguro son cláusulas abusivas condicionar la indemnización de un siniestro procedente ocurrido durante la vigencia de la póliza, a que la póliza se encuentre vigente al momento de la reclamación.

En los contratos de Seguro de Vida se deben eliminar las cláusulas que limiten la continuidad de la cobertura de fallecimiento cuando hayan procedido los beneficios adicionales de accidentes o invalidez, siempre y cuando se haya pagado una prima independiente y no sean alternativos; o aquellas claúsulas que excluyan de los seguros que amparan muerte accidental, la que derive de actos dolosos cometidos en contra del asegurado, siempre y cuando éste no sea sujeto activo de delito o no sea el provocador.

Finalmente, en los contratos de Seguro de Accidentes Personales serán retiradas las cláusulas que excluyan de los seguros que amparan muerte accidental la que derive de actos dolosos cometidos en contra del asegurado, siempre y cuando éste no sea sujeto activo de delito o no sea el provocador; o excluyan las enfermedades o padecimientos preexistentes sin que exista previamente un diagnóstico de que dicho padecimiento o enfermedad va a derivar en una invalidez durante la vigencia de la póliza.

Las instituciones financieras deberán modificar sus contratos a más tardar el próximo 17 de febrero de 2015.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It