Logo Suprema Corte

Al analizar un amparo en revisión la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que son inconstitucionales las ofertas de empleo que establecen cierta edad para poder trabajar por representar una discriminación en razón de la edad, derecho que debe ser respetado tanto por las autoridades como por los particulares.

Los ministros consideraron como un estereotipo social el que la edad avanzada supone necesariamente una menor productividad laboral. Destacaron que en muchos casos contar con más edad se refleja en un alto nivel de productividad, precisión y constancia, y que las habilidades y aptitudes para desempeñar determinado trabajo depende de evaluaciones individuales. Afirmar lo contrario, señala la Corte, es una generalización prejuiciosa.

En adición a lo anterior, la Corte también destacó que en muchas ocasiones la fijación de un determinado límite de edad en una oferta de trabajo" va dirigida a la obtención de una imagen comercial sexista", por lo que establecer este tipo de límites es un caso de discriminación múltiple.

En opinión de la Corte, cuando se pretenda contratar a una persona la edad será un elemento justificado para que el empresario tome la decisión solamente cuando por la actividad de que se trate o el contexto en que se lleve a cabo, sea un requisito esencial y determinante para hacer las actividades.

En el caso, una operadora de restaurantes publicó en un diario del DF dos ofertas de trabajo para ocupar el puesto de recepcionista y organizador de eventos. Para el primer puesto establecía como requisitos, tener de 18 a 25 años, sexo femenino, excelente presentación, estatura de 1.60 m talla 30; para el segundo se debía contar con 18 a 35 años de edad, “ser una joven alegre y de buena presentación”.

Por ello, diversas personas demandaron por daño moral a la empresa, al considerar que las convocatorias resultaban discriminatorias al establecer un rango de edad para solicitar los empleos.

Durante diversas instancias se resolvió que no se había actualizado un daño moral a partir de las convocatorias para dichos empleos, por lo que este asunto llegó a la Primera Sala de la SCJN.

La Corte anuló las convocatorias y turnó el asunto a un tribunal colegiado para que determine si procede la indemnización por daño moral a los quejosos “y a medidas reparatorias en contra de la empresa" al concluir que los rangos de edad establecidos en las convocatorias laborales no estaban justificados, pues no existía una razón suficiente para considerar que solamente las personas que gozaban de la edad exigida, pudiesen desempeñar los cargos de recepcionista en un restaurante y organizador de eventos.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net