El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social anunció que demandará por responsabilidad civil al gobierno de Sonora y a los dueños y responsables de la guardería ABC por la tragedia ocurrida a principios de este mes donde fallecieron 47 niños.

Estas demandas podrían parecer un intento de deslinde de responsabilidades del IMSS, lo cual, sin embargo, no es posible, ya que el responsable inmediato de que la guardería cumpliera con las normas de seguridad y operación es el propio Instituto, al estar subrogando a particulares una obligación que por ley le corresponde prestar al estado a través del Seguro.

Independientemente de ello, los funcionarios públicos del IMSS encargados de vigilar las guarderías y el cumplimiento de la normativa por parte de las mismas, están sujetos a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos que en su artículo 7 establece que “será responsabilidad de los sujetos de la Ley ajustarse, en el desempeño de sus empleos, cargos o comisiones, a las obligaciones previstas en ésta, a fin de salvaguardar los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que rigen en el servicio público”.

La fracción I del artículo 8 completa lo anterior al mencionar que todo servidor público tiene la obligación de “cumplir el servicio que le sea encomendado y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o deficiencia de dicho servicio o implique abuso o ejercicio indebido de un empleo, cargo o comisión”. Las sanciones por incumplimiento de estas obligaciones son administrativas y pueden llegar hasta la inhabilitación del servidor. Valga la pena aclarar que la responsabilidad no solo es de los servidores que directamente vigilaron a la guardería ABC, sino también de sus superiores jerárquicos, llegando en esta cadena de mando hasta el propio director general del IMSS.

Estas responsabilidades son solo administrativas y son independientes de las responsabilidades penales en que los servidores hayan incurrido por lesiones y por homicidio.

El estado mexicano, además, deberá responder patrimonialmente por la responsabilidad en que incurrió al no vigilar estrictamente el cumplimiento de la normativa de seguridad y operatividad de la guardería, conforme al artículo 1 de la Ley federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado que establece la obligación de indemnizar a quienes sufran daños en cualquiera de sus bienes y derechos como consecuencia de una actividad administrativa irregular.

Dicen que la mejor defensa es el ataque, pero pese a esta maniobra legal de demandar primero y señalar a otros como responsables, ni el IMSS ni su director general, representante legal de la institución. Podrán eximirse de responsabilidad ni mucho menos de culpa.

 

Fuente El Universal

 

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/169162.html

www.miabogadoenlinea.net

Pin It