El Juzgado Décimo Segundo de Distrito de Nezahualcóyotl, Estado de México, ordenó suspender de manera definitiva el trámite para continuar con los trámites de titulación de más de mil hectáreas del ejido de San Salvador Atenco ante el Registro Agrario Nacional, que permite que las mismas sean vendidas. Se especula que estos terrenos podrían formar parte del nuevo aeropuerto como equipamiento e infraestructura urbana, vial y comercial, aunque el gobierno aun no ha señalado cuál será la ubicación exacta del mismo.

Esta decisión impide que se continúe con los trámites de registro de un asamblea ejidal celebrada el 1 de junio en la que se aprobó el cambio de uso de suelo de más de mil hectáreas, pasando de uso común, a terrenos parcelados y de terrenos parcelados a dominio pleno, lo que permite su comercialización a terceros.

Presuntamente estos terrenos se sumarian a  mil 700 hectáreas, que en los últimos años ha adquirido el gobierno federal, a través de la Comisión a Nacional del Agua, para el proyecto de nueva terminal aérea.

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) alega que esta asamblea se celebró con irregularidades como la aceptación de gente que no eran ejidatarios para cumplir con el quórum legal y se les dio derecho a voto; no se cumplió con el trámite legal; no hubo discusión para la aprobación de los cambios, por lo que interpusieron una demanda ante el Tribunal Unitario Agrario para exigir la anulación de dicha asamblea.

El presente juiico de amparo fue promovido en contra de la decisión de los tribunales agrarios que retiró la medida cautelar que impedía que se llevara a cabo el registro de la asamblea.

De concederse el amparo en forma definitiva, el registro de la asamblea no se podría llevar a cabo hasta que concluya el proceso agrario.

Aun no está claro si este proceso puede afectar el proyecto del nuevo aeropuerto.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net