El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y del Trabajo otorgó al ejido nahua de Ayotitlán, Jalisco una “suspensión de plano” por lo que no se podrán realizar actividades de extracción de hierro en las 1,200 hectáreas conocidas como Peña Colorada que se disputan los campesinos con el consorcio minero del grupo transnacional que conforman Ternium y Arcelor-Mittal, hasta que no se resuelva de fondo el juicio de amparo promovido por esta comunidad.

La mina de Consorcio Minero Benito Juárez Peña Colorada, SA de CV cuenta con una mina a cielo abierto y una planta peletizadora en dos módulos y se encuentra en los límites entre Colima y Jalisco.

La suspensión que se otorga es en contra de actos de la Secretaría de Economía, división de minas y de concesiones; de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de los gobiernos municipales de Minatitlán, Colima, y Cuautitlán, Jalisco.

Esto tiene como consecuencia que las concesiones mineras, su inscripción, la emisión de permisos ambientales, y los permisos de construcción y de operación de instalaciones mineras en la superficie en disputa, dejan de surtir efectos, por lo que se deben detener los trabajos en el área en conflicto hasta que se resuelva en forma definitiva el amparo.

Peña Colorada nació como una paraestatal en 1975 y después fue vendida a la iniciativa privada para finalmente tener participación de dos de las más importantes empresas del sector minero a nivel mundial: Ternium y Arcelor-Mittal.

Se trata del yacimiento de hierro más importante del país, y que representa la tercera parte de la producción a nivel nacional y que por cada 3 mil pesos de ganancia que obtenía la minera, sólo pagaba un centavo a los indígenas por concepto de renta de esas tierras.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It