Billete deteriorado

Ocasionalmente suelen llegar a nuestras manos billetes rayados o pegados con cinta adhesiva a los que hay una gran resistencia para recibirlos especialmente por parte de los establecimientos comerciales. Sin embargo, a pesar del daño que puedan tener, esos billetes aun tienen valor.

El Banco de México ha señalado reiteradamente que los billetes unidos con cinta adhesiva transparente; con leyendas sencillas como teléfonos o nombres o sellos; manchas de tinta, grasa, pintura, aceite, plumón o sangre, etcétera; sucios o despintados; con las imágenes rayadas, o aun presentando todos los daños anteriores, conservan su valor.

Pero si ese billete tiene cinta adhesiva de color; o es la unión de dos o más billetes, tienen mensajes de tipo religioso político o comercial; ese billete ya no tiene ningún valor.

Lo anterior tiene su fundamento la Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos que en su artículo 10 establece que las piezas perforadas o cortadas, con marcas o contraseñas, carecen de “curso legal”, y en el artículo 25 de la Ley del Banco de México que faculta a esa institución para determinar las condiciones en que se deben canjear y retirar los billetes y monedas, desarrollándose en el Anexo 3 de la Circular de Operaciones de Caja del Banco de México.

Los billetes pueden ser canjeados en la mayoría de las sucursales bancarias del país, en días hábiles bancarios y dentro del horario de atención al público

Por otra parte, en caso de que algún establecimiento comercial no acepte los billetes deteriorados o inclusive se niegue a recibir billetes de una determinada denominación, por ejemplo, de mil pesos, el consumidor puede presentar una queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor ya que conforme al artículo 58 de la Ley de Protección al Consumidor, ésta se considera una práctica que discrimina por lo que se puede aplicar una multa al proveedor.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de bancodemexico.org.mx