Regular las marchas y manifestaciones siempre ha sido un tema controvertido en nuestro país al considerarse que se restringe la libertad de expresión, y la Ley de Movilidad del Distrito Federal no es la excepción ya que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, ha promovido una acción de inconstitucionalidad en su contra.

Esta ley fue publicada hace un mes y tiene como objetivo “establecer las bases y directrices para planificar, regular y gestionar la movilidad de las personas y del transporte de bienes”.

Con ese fin, en el segundo párrafo del artículo 212 se estableció que “Para la realización de desfiles, caravanas, manifestaciones, peregrinaciones o cualquier otro tipo de concentración humana de carácter político, religioso, deportivo, recreativo o social, cuya finalidad sea perfectamente licita y que pueda perturbar el tránsito en las vialidades, la paz y tranquilidad de la población de la ciudad, es necesario que se dé aviso por escrito a Seguridad Pública, con por lo menos 48 horas de anticipación a la realización de la misma”.

Sin embargo, la CNDH considera que este texto es contrario a los tratados internacionales y la Constitución federal, ya que implica que para cualquier tipo de concentración es necesario presentar un aviso previo a las autoridades para que la misma pueda llevarse a cabo.

La CNDH considera que esta es una carga injustificable que obstaculiza el ejercicio libre de derechos como la libertad de expresión, la libertad de tránsito, de no discriminación, de seguridad jurídica y de asociación.

El organismo también considera que se violan los principios de legalidad, pro persona y de no restricción de las garantías.

La restricción de derechos en el marco jurídico mexicano sólo es posible si se cumplen los requisitos establecidos en la Constitución, mismos que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal pasó por alto al aprobar la referida ley, concluyó el organismo.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net