El Congreso del Estado de Nuevo León analiza dos iniciativas ciudadanas de ley para abrogar la actual Ley de Protección Animal  en Nuevo León, que han sido presentadas una por organizaciones protectoras de animales y otra por criadores de perros principalmente. Esta última iniciativa ha generado controversia en el estado porque promueve la “devocalización" de perros para facilitar la instalación de criaderos en zonas habitacionales.

La devocalización es una intervención quirúrgica conocida como ventriculocordectomía que se realiza en gatos y perros para evitar que estos puedan seguir ladrando o maullando mediante la extracción de las cuerdas vocales.

La iniciativa concretamente plantea que en caso de que un criadero de perros quiera establecerse en una zona habitacional, “únicamente se autorizará cuando el solicitante acredite ante la autoridad que todos los ejemplares destinados a reproducción hayan sido sometidos a ‘devocalización’ ”.

La propuesta de los criadores de perros justifica esta medida señalando que en los países desarrollados se considera una práctica común a fin de evitar la contaminación sonora que generan los ladridos de los perros.

Si bien es cierto que en algunos estados y ciudades de los Estados Unidos  se obliga principalmente a los propietarios de perros a realizar esta intervención a fin de poder tenerlos en conjuntos condominiales u otro tipo de inmuebles, la realidad es que en ese país existe una campaña muy fuerte en contra de esta práctica, habiéndose prohibido ya en Massachusetts y Nueva Jersey.

En el estado de Massachusetts la devocalización de un perro o un gato no se permite a menos que sea médicamente necesaria y hacerlo es un delito que puede implicar cinco años de cárcel, multa por 2,500 dólares y la prohibición de tener un perro o un gato o cohabitar con alguien que tenga estas mascotas.

En Europa la Convención Europea para la Protección de Animales de Compañía prohíbe expresamente en su artículo 10 la devocalización y otras prácticas que se realizan con el propósito de modificar la apariencia de un animal de compañía o para otros fines no curativos.

Esta convención ha sido ratificada en países como Francia, Bélgica, Austria, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Suiza, Suecia, entre otros.

Por otra parte, la devocalización ha sido considerada por el Real Colegio de Veterinarios del Reino Unido durante décadas como una mutilación y es considerado un delito en virtud de la Ley de Bienestar Animal.

La Sociedad Humanitaria de la Asociación de Médicos Veterinarios en Estados Unidos considera la devocalización como un acto inhumano al privar a un animal de la capacidad para llevar a cabo un comportamiento rutinario de forma permanente.

Esta agrupación señala que las mascotas devocalizadas experimentan un mayor nivel de frustración y este estrés continuo puede conducir a otros comportamientos inadecuados para llamar la atención o llevar a conductas destructivas.

Lo anterior pone en duda el argumento de que se trata de una práctica común de países desarrollados. Tal vez, ante las protestas, esta iniciativa no prospere.

Más información en informador.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It