El Juzgado Primero de Distrito en el estado de Yucatán concedió el amparo en contra de la autorización que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación otorgó a la empresa Monsanto Comercial, SA de CV para el cultivo a escala comercial de soya transgénica en esa entidad, al poner en riesgo la producción de miel artesanal.

En la resolución a favor de los apicultores se reconoció que éstos podrían resultar afectados en sus bienes jurídicos: económicos, laborales o ambientales por las consecuencias que generen en el entorno natural la liberación o el cultivo de soya.

Asimismo, se determinó que existe una  violación al derecho a la consulta de las comunidades mayas, así como la violación al procedimiento previsto en la Ley de Bioseguridad.

El juez desechó los argumentos en los que las autoridades exigían que los apicultores presentaran pruebas científicas de que la producción de soya transgénica influye negativamente en la producción de miel.

En la sentencia se ordena a la Secretaría a realizar, de manera adecuada, una consulta pública en las comunidades indígenas de Santa Elena, Ticul, Oxkutzcab, Tekax, Tzucacab, Peto y Tizimin, ubicadas en el estado de Yucatán, antes de emitir cualquier autorización para la siembra de soya transgénica a nivel comercial.

Esta consulta deberá realizarse por los medios idóneos que estén al alcance de dichas comunidades indígenas, dentro de los seis meses contados a partir de que se notifique a las autoridades responsables esta sentencia, una vez que sea definitiva.

En la sentencia se destaca que se ignoraron las recomendaciones de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el Instituto Nacional de Ecología (INE), en los que se concluía que autorizar la siembra de soya transgénica en la península era riesgoso.

México es el sexto productor y tercer exportador mundial de miel de abeja después de Argentina y China. El 85 por ciento de la producción nacional se destina a la Unión Europea, principalmente a Alemania, donde goza de prestigio.

Alrededor de 41 mil apicultores mexicanos, en su mayoría campesinos e indígenas, dependen de la actividad. De estos, 17 mil se encuentran en Yucatán. La miel más preciada de Yucatán es la que proviene de la abeja melipona, que puede venderse hasta por diez veces el precio de la miel común.

La decisión no es definitiva y puede presentarse un recurso de revisión que la revierta, por lo que el caso puede llegar hasta la Suprema Corte de Justicia.

Más información en lagranepoca.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de thehoneygatherers.com