El escándalo nacional de moda es el caso del albergue llamado la Gran Familia, que era operado por Rosa del Carmen Verduzco, mejor conocida como Mamá Rosa, y que operaba en condiciones insalubres, de hacinamiento y con la presunción de abusos de todo tipo.

Respecto de uno de tantaqs denucnias que se investigan está el de la entrega de los niños al albergue que, según el diario El Universal, eran entregados por los padres mediante un acta que se firmaba ante notario.

El documento que firmaban los padres iniciaba con la leyenda “en ejercicio de la patria potestad, comparecen ante mi presencia para hace constar mediante la presente acta que expresan su voluntad para que su referido hijo sea internado en la casa hogar “La Gran Familia”, A.C. …   hasta que cumpla la mayoría de edad”.

En ese convenio se establecía que los padres de los menores internados en la casa hogar sólo podían visitarlos una vez cada cuatro meses, ante la presencia de un custodio del albergue.

En el acta, los padres se comprometían a entregar una determinada cantidad mensual para la manutención de sus hijos, vestirlos y calzarlos durante el tiempo que permanecieran internados.

En declaraciones del propia Mama Rosa hechas a El Universal y publicadas en agosto de 2010, confirmó que se realizaba este “convenio” y que si los padres decidían sacar a su hijo antes de los 18 años tenían “que acudir personalmente con ella a exponer los motivos por los que requiere llevárselo antes de tiempo, demostrar su mejoría como familia, y si se llega a un acuerdo, pues el convenio se disuelve. Pero, nosotros estamos reacios a que se los lleven antes de que termine el convenio porque luchamos mucho para integrarlos, para darles pertenencia, para que sistematicen su educación, para que lleguen a ser alguien”.

Como ya hemos señalado en otros artículos de esta revista electrónica, que en términos simples la patria potestad es la autoridad que los padres ejercen sobre los hijos en todos los aspectos de su vida.

El Código Familiar de Michoacán la define como el conjunto de derechos, deberes y obligaciones reconocidos y otorgados por la Ley, a los padres y abuelos en relación a sus hijos o nietos, para cuidarlos, protegerlos y educarlos; la protección antes mencionada se extiende también a los bienes de los descendientes.

La patria potestad no es renunciable, por lo que no puede ser objeto de transacción alguna. Conforme a la legislación de Michoacán la patria potestad sólo puede acabarse, suspenderse o perderse.

Las causas que podrían ser aplicables en este caso para que los padres perdieran la patria potestad de sus hijos cuando firmaban el convenio con la Gran Familia, de acuerdo con la legislación michoacana, serían por ser acogidos por esa institución o por Rosa Verduzco, por el depósito de personas en establecimientos de beneficencia, o por entrega del menor en adopción pero en este último caso la tutela la asume Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia de Michoacán, así que este último supuesto no sería aplicable.

Sin embargo, en los dos primeros supuestos, el acogimiento y el depósito, es necesario que se rinda una declaración judicial y que la institución de beneficencia pública esté reconocida, lo que no era el caso, por lo que la firma de estos convenios ante notario no sería suficiente para que los padres perdieran la patria potestad.

Así, los convenios con Mamá Rosa podrían resultar ilegales e insuficientes para que se considerara que los padres habían perdido la patria potestad, es decir, la autoridad sobre sus hijos, además de que no serían elemento bastante para evitar que los padres vieran a sus hijos, los recuperarán y mucho menos para que fueran retenidos después de cumplir la mayoría de edad.

Esperamos que las investigaciones arrojen más luz sobre este delicado tema.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It