El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación analiza la constitucionalidad de varias reformas a la Constitución del estado de Durango que entre otros requisitos para ser diputado local estableció en el artículo 69 el hecho de que la persona que aspira a ese cargo deba saber leer y escribir.

La Procuraduría General de la República en la acción de inconstitucionalidad promovida en contra de esta disposición argumenta que es discriminatoria y violatoria de los derechos a ser votado para un cargo de elección popular impidiendo a ciertos grupos marginados del Estado, tener representación.

En el proyecto que discute el Pleno de la Corte se argumenta que la disposición es constitucional ya que el artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con los derechos políticos, establece en el punto 2 que la ley puede reglamentar el ejercicio del derecho a votar y ser votado “exclusivamente por razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma” y finalmente “instrucción”.

Por otra parte, conforme a la interpretación de la Primera Sala sobre el principio de igualdad jurídica previsto en el artículo 24 de la Convención sólo es discriminatoria una distinción cuando ‘carece de una justificación objetiva y razonable’ y el proyecto considera que la distinción cae en estos supuestos.

Finalmente el proyecto señala que se trata de un aspecto superable para aquellos que deseen ocupar el referido cargo de elección popular, pues al ser una aptitud que puede ser adquirida en cualquier momento, una persona podría adquirir esta habilidad para presentarse a la siguiente elección.

Hasta el momento tres ministros se han manifestado en contra del proyecto por considerar que la disposición es discriminatoria y vulnera el derecho a ser votado y uno a favor del proyecto.

Uno de los ministros destaca que el artículo 29 de la Convención que establece las Normas de Interpretación del documento, claramente establece que ninguna disposición de Convención puede ser interpretada en el sentido de limitar el goce y ejercicio de cualquier derecho o libertad reconocido de acuerdo con las leyes de cualquiera de los Estados Partes o de acuerdo con otra convención en que sea parte uno de dichos Estados”.

Y admitir que se puede limitar el derecho a ser votado por razón del grado de conocimientos o estudios iría en contra del el artículo 1º de la Constitución, que prohíbe tajantemente la discriminación.

Actualización 10/07/2014 5:19 p.m.

En una votación de cinco contra cuatro, y la ausencia de dos ministros, el Pleno de la Suprema Corte determinó que  no es discriminatoria ni violatoria de los derechos humanos la disposición prevista en la Constitución de Durango de que los candidatos a diputados locales tengan que saber leer y escribir.

 

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net