Como temía el sector de videojuegos nacional, entre los muchos temas que incluye el proyecto de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, se contempla la facultad otorgada al poder ejecutivo para regular la clasificación de los videojuegos.

El segundo párrafo del  artículo quinto transitorio de este proyecto de ley establece que “los concesionarios de radiodifusión y de televisión o audio restringidos no podrán promocionar videojuegos que no hayan sido clasificados de acuerdo a la normatividad aplicable, misma que deberá expedir el Ejecutivo Federal”.

Esta normatividad deberá expedirse seis meses después de que sea publicado el Reglamento en el Diario Oficial.

Actualmente los videojuegos que se comercializan en nuestro país presentan la clasificación que realiza la Entertainment Software Rating Board (ESRB) que es un sistema establecido por la Entertainment Software Association (ESA) que clasifica el contenido de los videojuegos según su contenido de violencia física o verbal y otros elementos como el contenido sexual. Esta clasificación nació a partir del lanzamiento de Mortal Kombat.

La clasificación es sólo de carácter informativo para que el consumidor pueda tomar una decisión informada al momento de adquirir un videojuego.

Así, de aprobarse tanto por la Cámara de Senadores como por la Cámara de Diputados este artículo transitorio, los creadores de videojuegos como Microsoft, Sony, Nintendo, Ubisoft, Electronic Arts, Warner, Bandai Namco y Konami, tendrán que proceder como lo hacen, por ejemplo, los productores de películas ante la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía.

Como ha venido informando CNN México, desde 2012 existe la intención de clasificar el contenido de los videojuegos a través de una Ley Federal de Clasificación de Videojuegos que está siendo analizada en la Cámara de Senadores en la Comisión de Gobernación.

A los legisladores que impulsan esta iniciativa les preocupa que en los videojuegos los “…niños y jóvenes tienen como misión secuestrar, asesinar, violar o discriminar para obtener puntos o recompensas y avanzar en diferentes niveles. Son ellos los que deben cometer actos violentos para convertirse en líderes del juego y alcanzar  el reconocimiento. Al final, en muchos videojuegos la crueldad y la violencia son incentivadas y recompensadas” dice la exposición de motivos.

Al sector lo que preocupa es que si la clasificación se determina a través de un reglamento y no de una ley, no tendrán oportunidad de debatir y ser oídos para la creación e implementación de esta clasificación.

Más información en mexico.cnn.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net