Desde hace ya tiempo en distintos puntos de la República existen enfrentamientos entre comunidades por el agua: Hermosillo, Sonora, con la Tribu Yaqui o el de ejidatarios del municipio de Tatahuicapan de Juárez y las ciudades de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque. Sin embargo en el resto de la República estos conflictos no nos llevan a proteger este vital líquido y  la visión que tenemos del mismo en el norte y el sur es distinta.

Por ejemplo, el estado de Chihuahua es una zona árida, predominantemente desértica en donde escasea el agua, por eso culturalmente la mayoría de su población está acostumbrada a cuidar el agua.

Veracruz, por el contrario es una zona tropical en la que abunda el agua y por ello la mayoría de la población no tiene el mismo cuidado con el vital líquido.

Legislativamente en las dos entidades se sanciona el desperdicio del agua e inclusive la sanción en Veracruz es más alta.

En el estado de Chihuahua el artículo 88, fracción X,  de  Ley del Agua del Estado establece como infracción el “Desperdiciar el agua, incumplir los requisitos, normas y condiciones de uso eficiente del agua que establece esta Ley o las disposiciones que emita la autoridad competente”, y en el artículo 89 se establece como sanción una multa que va de 50 a 100 días de salario.

En Veracruz, conforme al artículo 148 fracción XIV, de la Ley de Aguas del Estado de Veracruz-Llave, también es una infracción el desperdiciar el agua, aunque en esta entidad agregan la palabra “ostensiblemente”, así se dispone que es una conducta sancionable el  “Desperdiciar ostensiblemente el agua o no cumplir con los requisitos, normas y condiciones de uso eficiente del agua que establece esta ley, su reglamento o las disposiciones que emitan la autoridad estatal, municipal o los organismos operadores a cargo del servicio y en este caso la sanción es de 500 a 2,000 días de salario”.

Además, en distintas ciudades de Chihuahua como Cd. Juárez, existen disposiciones administrativas que prohíben expresamente lavar el patio, la banqueta o el automóvil con la manguera, y regulan el horario en que se pueden regar los jardines y árboles a fin de evitar el desperdicio y evaporación del agua.

En las ciudades de Veracruz, como Veracruz Puerto, por ejemplo, estas actividades no están reguladas, por lo que es común ver a la gente realizándolas sin ninguna restricción.

En Cd. Juárez suele ser común que inspectores de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento multen a las personas que desperdicien el agua, mientras que en Veracruz, Veracruz, no se sanciona a las personas que desperdician el agua.

El pasado 24 de junio, día de San Juan, en Juárez se implementó un operativo especial para que la gente no desperdiciara el agua ya que existe la costumbre de mojarse unos a otros. Mientras que en Boca del Río, Veracruz, en las tradicionales Fiestas de Santa Ana de finales del mes de julio, como uno de los eventos principales se da el “baño” de la madrina, en el cual la población se da cita en la plaza cívica para poder recibir el “remojón” de parte de las autoridades locales y de los padrinos de las fiestas.

En Juárez, el municipios está desarrollando e implementando planes para el aprovechamiento del agua pluvial mientras que en la ciudad de Veracruz toda el agua de lluvia que capta el sistema pluvial tienen su salida en el mar.

En resumen según el grado de abundancia o escasez del agua, es el cuidado que una comunidad tienen de la misma.

El cambio climático va a generar en algunas regiones grandes problemas por la falta de agua y los conflictos irán en ascenso, si nuestras políticas y actitud sobre el vital líquido no empiezan a ser más uniformes.

miabogadoenlinea.net