Logotipo de Mexicana

El Banco Nacional de Comercio Exterior, Bancomext, solicitó a la juez que lleva la quiebra de Mexicana que revise si la cesión de ésta y 220 marcas más, así como 26 avisos comerciales a favor de Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA) no constituyeron una cesión fraudulenta en perjuicio de los acreedores de la empresa.

Antes de que el 28 de agosto de 2010 iniciara el proceso de concurso mercantil de la empresa de aviación , el Consejo de Administración decidió efectuar esta cesión.

La operación se concretó en diciembre de 2009 por 21 millones de pesos, pero en realidad no se recibió ningún pago porque se realizó una "compensación de adeudos".

Bancomext afirma que el valor real de las marcas de Mexicana, según dictámenes periciales, era de 481.5 millones de pesos.

"El fraude en perjuicio de acreedores queda en evidencia con el hecho que las marcas nunca fueron pagadas por NGA puesto que lo único que dio a cambio fue una supuesta remisión de deuda en compensación, lo cual es ilegal tratándose de una empresa en concurso", afirmó el banco, uno de los principales acreedores de Mexicana.

La institución financiera destacó que los los efectos de la declaración de insolvencia de Mexicana se llevaron hasta febrero de 2006, lo que quiere decir que todos los actos celebrados a partir de entonces que afectaron el patrimonio de la empresa están bajo sospecha de ser fraudulentos.

La solicitud se presentó desde septiembre de 2013, pero se aceptó apenas este mes de abril.

Más información en diario.mx

miabogadoenlinea.net

Pin It