La iniciativa de Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión ha sido criticada en distintos aspectos y por distintos sectores: televisoras, compañías telefónicas, organizaciones no gubernamentales, etcétera. Pero también existe otro movimiento que critica la iniciativa porque consideran que limita las libertades en Internet. El movimiento se identifica en Twitter con la tendencia o hashtag  #InternetLibreMx.

Este movimiento es una plataforma ideada por activistas que buscan coordinar esfuerzos para fortalecer los derechos digitales en México.

Uno de estos activistas, Luis Fernando García, considera que la iniciativa incluye disposiciones “que confirman que la libertad de expresión y la privacidad de los usuarios de Internet en México se encuentra bajo ataque”.

Así lo advierte al analizar  que las bases generales previstas en la iniciativa para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones emita lineamientos en materia de neutralidad de las redes.

Sobre la fracción III del artículo 145 que establece el principio de privacidad y que autoriza a los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) a “bloquear el acceso a determinados contenidos, aplicaciones o servicios a petición expresa del usuario, cuando medie orden de autoridad o sean contrarios a alguna normatividad”; señala que tal disposición podría considerarse una censura previa contraria a los artículos 7º de la Constitución y 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Por otra parte, respecto de las fracciones I y II del mismo artículo 145, García considera que estas disposiciones podrían hacer responsables a los ISP de las expresiones que realicen los usuarios.

“I. Libre elección. Los usuarios de los servicios de acceso a Internet podrán acceder a cualquier contenido, aplicación o servicio ofrecido por los concesionarios o por los autorizados a comercializar, dentro del marco legal aplicable, sin limitar, degradar, restringir o discriminar el acceso a los mismos.

II. No discriminación. Los concesionarios y los autorizados a comercializar que presten el servicio de acceso a Internet se abstendrán de obstruir, interferir o discriminar arbitrariamente contenidos, aplicaciones y servicios, en especial en razón del origen o propiedad de los mismos, salvo cuando los mismos sean ilegales o ilícitos;”

Para García las frases "dentro del marco aplicable" y "salvo cuando los mismos sean ilegales o ilícitos" no solo confirman la posibilidad de censura a Internet, sino ese régimen de responsabilidad indirecta de los ISP, lo que en opinión de este abogado especialista en derechos humanos y derechos digitales, podría llevarlos a “bloquear expresiones y usos legítimos de Internet con la intención de no arriesgarse a ser considerados responsables”.

Por otra parte García destaca también la obligación de los ISP prevista en la fracción VII del artículo 197 para bloquear, inhibir o anular de manera temporal las señales de telecomunicaciones en eventos y lugares críticos para la seguridad pública y nacional a solicitud de las autoridades competentes.

García considera que esta disposición limita el derecho a la libertad de expresión, además de que en la Declaración Conjunta sobre Libertad de Expresión e Internet del año 2011 se establece que “la interrupción del acceso a Internet, o a parte de este, aplicada a poblaciones enteras o a determinados segmentos del público (cancelación de Internet) no puede estar justificada en ningún caso, ni siquiera por razones de orden público o seguridad nacional”.

Finalmente el especialista considera que en el artículo 146 podría ser interpretado en un sentido contrario al principio de neutralidad de la red, al permitir a los ISP ofertar acceso a Internet “diferenciando entre niveles de capacidad, velocidad o calidad”.

Ésta semana del 2 al 4 de abril el Senado de la República realizará foros con especialistas para analizar esta iniciativa.

Más información en humanrightsgeek.blogspot.mx/

miabogadoenlinea.net

 

Pin It