Pleno Cámara de Diputados

En una acalorada discusión, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión aprobó el seguro de desempleo, que podría entrar en vigor en septiembre de este año. El objetivo del seguro es "garantizar que todos los trabajadores del sector formal que caigan en situación de desempleo cuenten con una red de protección social que evite el detrimento en el nivel de vida de sus familias y les permita reinsertarse al mercado laboral formal de la manera más pronta posible".

La controversia sobre el seguro radica en su fuente de financiamiento. Para evitar que se incrementen de forma alguna las cuotas que actualmente cubren los patrones, en la ley se propone que la actual cuota que el patrón aporta a la subcuenta de vivienda, que equivale al 5% sobre el salario base de cotización del trabajador, se divida en dos.

El 2% se continuará destinando para la subcuenta de vivienda y el restante 3% se destinará a lo que se denomina subcuenta mixta.

La nueva subcuenta se denomina mixta porque los recursos podrán destinarse para la un crédito para la vivienda, párale retiro o para el seguro de desempleo.

Lo que no dice la iniciativa es cómo se reflejara esto en el mecanismo que utiliza el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) para conceder un crédito a los trabajadores.

Actualmente el Instituto utiliza un sistema de puntuación para obtener un crédito, siendo el mínimo necesario 116 puntos. Los puntos INFONAVIT se determinan con cuatro factores fundamentales: la edad, el salario, el saldo de la subcuenta de vivienda, y la cantidad de bimestres de cotización continua.

El saldo de la subcuenta de vivienda representa de 24 a 39 puntos. ¿Si el 60% del saldo pasa a la subcuenta mixta disminuyendo la subcuenta de vivienda, no tardarán más los trabajadores en reunir los puntos? ¿El INFONAVIT tomará en consideración el saldo de la subcuenta de vivienda para conceder los créditos? Esas preguntas aun no tienen respuesta y el texto de la exposición de motivos y las reformas no es claro al respecto.

Otro punto a discutir es la constitucionalidad del destino que se están dando a estos recursos. En la Jurisprudencia P./J. 33/98, la Suprema Corte estableció que los recursos del Fondo de Vivienda es un patrimonio de los trabajadores unificado al solo fin de otorgar créditos baratos y suficientes para la adquisición de viviendas en propiedad, que esos depósitos son propiedad del trabajador y sólo el trabajador pueden disponer de esos recursos.

Seguramente quienes se oponen a esta ley señalarán que se trata de un desvío inconstitucional de recursos cuyo destino esta ya predeterminado a la vivienda, aunque la ley prevé que el trabajador deberá dar su consentimiento para que el 60% saldo actual de la subcuenta de vivienda sirva para financiar el seguro de desempleo en caso de quedarse sin trabajo.

El tema volverá a ser discutido en la Cámara de Senadores.

miabogadoenlinea.net